La innovación como núcleo estratégico de las empresas familiares

Hoy, 17 de mayo, ha tenido lugar en el Hub del Sabadell una jornada que hemos organizado en colaboración con Fundación LAB Mediterráneo, IVEFA e EY bajo el título “Las empresas familiares ante el reto de la innovación”.

La jornada ha dado comienzo con unas breves palabras por parte de  David Ruiz-Ruso, socio responsable de EY Empresa Familiar, y Myriam Gimeno, consejera delegada de Grupo Gimeno, miembro de la Junta Directiva de AVE y de la Comisión Ejecutiva de Fundación LAB. 

Esta última ha destacado que tanto las empresas familiares como la innovación son dos pilares fundamentales en el desarrollo de la actuación de AVE, y ha recordado que “la innovación forma parte de la cultura y de los valores de la empresa familiar y es la palanca de diferenciación, mejora continua y de crecimiento”.

Tras la bienvenida, Cristina Cruz, directora de IE Center for Families in Business, catedrática de IE University y autora del informe “Las empresas familiares ante el reto de la innovación”, ha presentado las principales conclusiones del estudio y ha destacado cuatro fortalezas comunes a las empresas familiares que son líderes en innovación, que explican el efecto potenciador del “factor familia” sobre la innovación: la visión a largo plazo, la mentalidad emprendedora, la agilidad en la toma de decisiones y el sentido de propósito que las guía.

A continuación ha dado comienzo la mesa redonda “¿Cómo y por qué innova la empresa familiar?” bajo la moderación de Christian Moreno, director de los programas de alta dirección, profesorado e investigación de EDEM, en la que han participado Teresa Cercós, directora de Calidad, Mediambiente e Innovación de Importaco; Pablo Juan, responsable de Organización Industrial de Vicky Foods; Javier Romeu, CEO de TIBA; y David Villafranca, director general de Pinturas Isaval.

Romeu ha explicado su sector como un “agente de viajes de las mercancías”. En un entorno en el que desde la invención del contenedor no se ha innovado prácticamente nada, en los últimos años Tiba ha innovado “de tres maneras: con procesos internos en los que hemos reunido gente de varios departamentos para encontrar soluciones tecnológicas que permitan ser más eficientes; sacando I+D fuera de la empresa y agrupándola en el holding; y con procesos de innovación abierta”, ha destacado.

Importaco, con un centro de innovación formado por 40 personas, 12 de ellos doctores, es ejemplo de “una empresa con voluntad de cambio, visión de largo plazo y de implementación de cosas nuevas con el cliente interno y externo siempre en el centro”, ha comentado Cercós. Siguiendo las premisas de “confianza, rigor y participación”, continúan trabajando en el proyecto legado de Paco Pons, el centro de alimentación avanzada.

Juan ha destacado que “la innovación está en el ADN de todo emprendedor, y en la empresa familiar estos valores permean en toda la organización”. “En Vicky Foods no solo innovamos en los productos, sino en los procesos”, ha explicado “trabajamos a través de grupos autogestionados por proyectos”.

En Pinturas Isaval, por su parte, han creado un ecosistema de trabajo con universidades y centros que permite innovar y seguir formado talento en la organización. Por ejemplo, “actualmente trabajamos en intentar sustituir los productos químicos que cada vez están más regulados por otros con prestaciones similares pero un impacto en el medio ambiente menor”, ha indicado Villafranca.

Los cuatro han coincidido en que la innovación ha estado presente en los proyectos desde sus inicios, lo que ha permitido que estas empresas familiares pasen de generación en generación y sean el motor de cambio.

 

Francisco Vallejo, presidente de IVEFA, ha sido el encargado de clausurar la jornada. En su discurso ha destacado que la empresa familiar “hemos demostrado resiliencia, pasión por lo que hacemos y visión a largo plazo”. “Innovamos desde la gestión de los valores, y somos innovadores por tradición”.

 

Puedes descargar el informe aquí