Estrategia de reactivación y competitividad de la economía valenciana

Objetivos del documento:

  • PROBLEMAS DE FONDO QUE REQUIEREN UNA PRONTA SOLUCIÓN

    El principal problema de nuestro país es el desempleo, y el de la Comunidad Valenciana es el proceso de pérdida de competitividad y desindustrialización que está sufriendo por factores como los elevados costes de producción, el bajo nivel de modernización de la administración pública o el sistema rígido de relaciones laborales con fijación de salarios.

  • ACTUACIONES URGENTES Y PRIORITARIAS

    Las actuaciones que AVE propone son: la aceleración del proceso de construcción de la Unión Europea, la promoción de la contratación y generación de empleo de calidad, control de precios y costes salariales, reforma de la Administración, reducción del déficit y restructuración del gasto, entre otras medias explicadas en el documento.

La situación en la Comunidad Valenciana no es ajena a la situación nacional y los indicadores siguen mostrando una realidad nada acorde con el potencial de nuestra economía y las aspiraciones de nuestra sociedad. No obstante, tenemos grandes oportunidades a nuestro alcance como es el explotar el triángulo de oro que conformamos junto con Barcelona y Madrid, nuestro sistema portuario, nuestra inmejorable ubicación geográfica y la inmediata puesta en marcha del AVE Madrid-Comunidad Valenciana.

Es por ello que AVE se ha planteado revisar de nuevo su interpretación, aspiraciones y propuestas y formular un conjunto de líneas de acción en las que hemos tratado de ser algo más concretos que en el anterior Documento de AVE “Los pilares del nuevo modelo de desarrollo económico valenciano”.

Una parte importante de este nuevo Documento de AVE se centra en el ámbito nacional. Y ello se debe a que en estos momentos el margen de actuación de las CC.AA. es bastante limitado. No obstante, sí que hay cosas que desde las Autonomías pueden hacerse, como veremos más adelante.

Las líneas de acción de este Documento se centran en lo que, a nuestro entender, resulta imprescindible para salir del actual estado de desconcierto colectivo y de desequilibrio estructural de nuestra economía. Unas acciones que permitan generar los resortes básicos que impulsen el proceso de transformación que es necesario llevar a cabo para construir una economía competitiva y sostenible en el nuevo escenario en el que se sitúa nuestra realidad económica.