Entradas

Respeto, lealtad y transmisión de valores: contribución del accionista responsable en la empresa familiar

Hoy, miércoles 4 de mayo, hemos celebrado un nuevo desayuno–tertulia bajo el título de “La responsabilidad del accionista: Implicaciones para la empresa familiar y la familia empresaria” junto a la Cátedra de Empresa Familiar (CEFUV) que promovemos desde la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) junto con la Escuela de Empresarios (EDEM), el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (IVEFA), el Instituto de la Empresa Familiar (IEF) y la Universitat de València (UV), y que cuenta con el patrocinio de CaixaBank y Broseta.

Alejandro Escribá, catedrático de la Universitat de València y director de la Cátedra de Empresa Familiar (CEFUV), ha introducido el desayuno señalando que en las empresas familiares confluyen tres círculos de influencia que determinan el comportamiento estratégico y la evolución de la empresa: la familia; la propiedad y la gestión. La perspectiva de los accionistas de la empresa es uno de los aspectos más determinantes en la toma de decisiones estratégicas. Sin embargo, las implicaciones de la propiedad son generalmente poco analizadas en comparación con los enfoques de la gestión, o la influencia de los aspectos de índole familiar. En el desayuno se han abordado los diferentes perfiles de accionistas y sus derechos, pero también su papel en la transmisión de los valores y en la moderación de la relación entre la familia propietaria y la empresa. A continuación, se ha iniciado un coloquio con Agnès Noguera (Libertas 7) y Alfredo Quesada (Pavasal) pertenecientes a empresas familiares con diferentes perfiles y estructuras accionariales, y con excelentes trayectorias empresariales.

Libertas 7 es grupo empresarial que cotiza en las bolsas de Valencia y Barcelona y en el Mercado Continuo, dedicado a la gestión de inversiones financieras y a las actividades inmobiliaria y turística.

La misión condensa las actividades y valores básicos: Libertas 7 tiene como misión el desarrollo de actividades de inversión financiera y de gestión inmobiliaria y turística que procuren la pervivencia de la empresa con una rentabilidad adecuada, es decir, sostenible desde el punto de vista de responsabilidad social. Agnès Noguera ha destacado que en la empresa “la transparencia es innata y necesaria para prevenir conflictos”. Ante la pregunta sobre qué entiende por un comportamiento responsable, puntualiza que “en la misión de Libertas 7 se incluye la palabra perdurabilidad. Por lo tanto, creo que una decisión responsable de un accionista o consejero debe tener una visión a largo plazo, anteponer el interés de la empresa a su propio interés y tener en cuenta esa necesidad de perdurabilidad”.

Por otro lado, Pavasal es una empresa familiar valenciana dedicada a la construcción y conservación de infraestructuras civiles, industriales y logísticas. Fundada en 1943, su trayectoria se ha caracterizado por la estabilidad, la solvencia y un crecimiento sostenido basado en el compromiso con el cliente, la calidad, la profesionalidad y la gestión prudente.

Una trayectoria que ha llevado a la compañía a ser un referente dentro del sector de la construcción y a ganarse la reputación de empresa confiable, capacitada para abordar con éxito todo tipo de proyectos.

Alfredo Quesada, consejero delegado de Pavasal, ha querido destacar en su intervención que “unos accionistas que se llevan bien y lo procuran, favorecen la permanencia de la empresa en el tiempo”.

 

Durante el coloquio, los ponentes han coincidido en la necesidad de que los accionistas estén bien informados sobre la marcha de la empresa, sobre cuáles son sus derechos y sobre los procedimientos para llevarlos a cabo, ya que esto favorecerá una buena relación entre ellos, tanto a nivel familiar como en la dirección de la empresa. Con relación al posible efecto positivo de los accionistas responsables, Quesada ha enfatizado la importancia de la actitud de estos con respecto al mantenimiento de unas buenas relaciones entre los miembros de la familia propietaria y la transmisión de los valores consensuados y compartidos. Noguera ha destacado que uno de los rasgos que caracterizan al accionista responsable es el de dar ejemplo y transmitir su modo de actuar, tanto al resto del accionariado como a las futuras generaciones de la familia propietaria.

Con relación a las futuras generaciones, ambos ponentes han coincidido en la importancia de darles a conocer la actividad y el propósito de la empresa, pero dar libertad a cada persona para que se desarrolle personal y profesionalmente en aquellos ámbitos en los que se sienta mejor. Es importante generar las oportunidades para que los futuros accionistas que quieran involucrarse en el proyecto empresarial puedan hacerlo si sus capacidades suman, sin obligar a nadie a asumir roles no deseados y mostrando las alternativas que existen en caso contrario.

En las conclusiones del desayuno, el director de la Cátedra, Alejandro Escribá ha destacado tres palabras clave: transparencia, confianza (en el gestor y en los otros accionistas) y respeto al resto de elementos unidos al proyecto empresarial. A ellas ha añadido la existencia de herramientas como las juntas de accionistas, los equipos directivos o los informes al accionista, formales o informales, que ayudan a que, por un lado, la empresa esté bien gobernada y, por el otro, a que siga habiendo una coherencia y una transmisión de valores y compromisos en la familia.

La CEFUV inicia su XIII edición del curso de Empresa Familiar “Aspectos clave para su competitividad y perdurabilidad”

Ayer, 14 de junio de 2021, dio comienzo la XIII edición del curso de la Empresa Familiar “Aspectos clave para su competitividad y perdurabilidad”, organizado por la Cátedra de Empresa Familiar (CEFUV), con la colaboración de sus promotores: AVE, EDEM Escuela de Empresarios, el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (IVEFA), el Instituto de la Empresa Familiar (IEF), la Universitat de València (UV), y con el patrocinio de Broseta y CaixaBank.

La inauguración tuvo lugar en ADEIT, donde alumnos y ponentes se reunieron para dar la bienvenida al curso. Tras unas breves palabras de introducción por parte de Alejandro Escribá, director de la Cátedra y de los promotores del curso, los participantes han podido conocer la experiencia del caso GREFUSA, de la mano de Bernardo Gregori, director de Riesgos, Compliance, RSC y Relaciones Institucionales de GREFUSA, así como presidente del Consejo de Familia. Bernardo ha relatado los orígenes y la evolución de la empresa y ha compartido la experiencia de la creación del consejo de familia que gobierna la relación entre las familias propietarias y la empresa.

Formar a familiares, directivos y empleados facilita una mejor gestión y el buen gobierno de la empresa familiar

GREFUSA es una empresa familiar fundada en 1929 especializada en elaborar frutos secos y snacks de cereales. Es una empresa líder en innovación, formada por más de 600 empleados y 2 plantas de fabricación donde se producen más de 275 millones de bolsas anualmente.

Para Bernardo, el consejo de familia es un foro fundamental para tratar y ordenar todos aquellos aspectos que afectan a la familia y a su relación con la empresa. En este foro, la tercera generación de la empresa ha establecido los valores y las buenas prácticas que ayudan a la empresa a tener una gestión altamente profesionalizada, y han sentado las bases para preparar a la cuarta generación para que sean accionistas responsables y comprometidos con la empresa familiar. Asimismo, compartió su experiencia en este ámbito y dio algunos consejos como: hablar libremente entre los familiares, evitar situaciones delicadas que pueden provocar malentendidos, mantener una actitud constante de respeto máximo para debatir y consensuar, y por último, una vez alcanzada una decisión hacerla propia, ser parte de la decisión y apoyarla.

Bernardo destacó también los valores de espíritu de superación, capacidad de adaptación, innovación constante, apuestan por personas y la reputación de la empresa, valores que son compartidos por toda la organización y por la familia. Posteriormente, quiso remarcar la importancia de la huella positiva que deja Grefusa en la sociedad, así como el reconocimiento y reputación que ha logrado y que cuida cada día. Su estrategia de sostenibilidad está vertebrada en cuatro pilares claves, en los que trabajan constantemente para generar valor e impacto positivo en el medioambiente, consumidor, personas y comunidad.

“La generosidad e inteligencia por parte de los miembros de la segunda generación, cediendo el relevo a una edad relativamente temprana, la creación de un protocolo familiar y la constitución un consejo de administración que acompañara y ayudara en el proceso de sucesión y profesionalización, han sido las piezas claves en la continuidad y perdurabilidad del negocio familiar” Bernardo Gregori

Por último, Bernardo comentó que la familia ha dado prioridad a la profesionalización. La importancia de la gestión del talento es un pilar fundamental para Grefusa, y la familia no interviene directa ni indirectamente en los procesos de selección de personal. El mejor activo que tienen las empresas son las personas que la forman. Para gestionar el talento adecuadamente es muy importante, la selección de personal, la evaluación del desempeño identificando el potencial de cada uno, planes de carrera, identificación de sustitutos en puestos clave.

En las conclusiones de la inauguración, el director de la Cátedra, Alejandro Escribá destacó que la formación sobre las particularidades y la idiosincrasia de la empresa familiar es fundamental para mejorar los procesos de gestión en las mismas. Es bueno que los miembros de las familias propietarias, los directivos (familiares o no) y los empleados de las empresas familiares, conozcan estos aspectos para comprender mejor su funcionamiento y el encaje de determinadas estrategias empresariales en las mismas. Esta formación también ayuda a implantar buenas prácticas de gobierno corporativo, a hacer más efectivos los procesos de sucesión, y permite aprender a separar los ámbitos empresariales y familiares y buscar el modo de complementarlos para que se refuercen en lugar de generar conflictos o poner limitaciones.

Alejandro Escribá, director de la Cátedra

El curso de Empresa Familiar de la CEFUV

Ofrece de modo gratuito a los estudiantes de la Universitat de València. La empresa familiar supone el 66% de empleo en España, y la probabilidad de que estos estudiantes (de cualquier titulación) acaben trabajando en empresas de propiedad y gestión familiar, es muy elevada. El curso tiene una duración de 50 horas, aborda temáticas de gobierno corporativo, toma de decisiones estratégicas, gestión del conflicto, procesos de sucesión, gestión del legado, derecho mercantil, laboral y tributario, y gestión financiera para la empresa y la familia, se impartirá hasta el 9 de julio. Esta formación, enmarcada en la oferta del Servei d’Extensió Universitaria, está también abierta a profesionales y a todos aquellos interesados en estas problemáticas, con el fin de divulgar el conocimiento y contribuir a mejorar la competitividad y la perdurabilidad de las empresas familiares valencianas.

Los alumnos de Empresa Familiar visitan las instalaciones del Grupo Segura

Hoy, los alumnos de empresa familiar de la Cátedra de Empresa Familiar de Universitat de València (CEF-UV) promovida por AVE, EDEM, IVEFA e IEF y patrocinada por Bankia y Broseta, han visitado las instalaciones del Grupo Segura en Almussafes.

Durante la visita, los alumnos tuvieron la oportunidad de conocer personalmente los distintos procesos de fabricación de la empresa. El Grupo Segura, con más de 50 años de historia, es un ejemplo de profesionalización a través de la ingeniería eficiente, habiéndose adaptado a los cambios y los tiempos en todo momento.

 

2

Francisco Segura Hervás, Consejero Delgado del grupo compartió con los alumnos su visión sobre el sector,  animándoles a estar abiertos a los cambios que vienen a corto y medio plazo.

 

4