Entradas

DESAYUNO CEFUV – Nunca dejes de emprender: Emprendimiento corporativo y continuidad de la empresa familiar

La perdurabilidad de la empresa familiar radica en su capacidad de emprender e innovar generación tras generación

Hoy, lunes 01 de marzo, hemos organizado de la mano de la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de Valéncia (CEFUV), que promovemos desde la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), y con la colaboración de la Escuela de Empresarios (EDEM), el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (IVEFA) y el Instituto de la Empresa Familiar (IEF), un nuevo desayuno-virtual bajo el título “Nunca dejes de emprender: Emprendimiento corporativo y continuidad de la empresa familiar”, patrocinado por BANKIA y BROSETA ABOGADOS.

El desayuno ha comenzado con una breve introducción realizada por Alejandro Escribá, catedrático de la Universidad de Valencia y director de la Cátedra de Empresa Familiar (CEFUV), en la que ha destacado dos aspectos clave para la perdurabilidad de las empresas familiares: la gestión de los procesos de sucesión, y el mantenimiento en el tiempo de una orientación emprendedora continuada, más allá del ímpetu propio de la generación fundadora.

Sobre este enfoque emprendedor a lo largo de diferentes generaciones, han transmitido su experiencia los ponentes Coral Erum (CEO de Asia y América y Consejera Delegada de Erum Group) y Guillermo Lamfsus (CEO de Ice Cream Factory Comaker, ICFC) en un coloquio moderado por el profesor Excribá.  Ambos han transmitido a los asistentes cómo se alimenta la orientación emprendedora en sus empresas y familias empresarias, explicando actuaciones y buenas prácticas relacionadas con la propiedad, con las futuras generaciones de la familia, y con los equipos de gobierno y dirección de las empresas familiares.

Erum Group es una empresa cuyo origen remonta a los años 30 del siglo pasado en Alcoy y que tiene como principal actividad la inyección de termoplásticos sostenible e innovación tecnológica. Despuntando, por un lado, en el sector de accesorios para textil, automoción, packaging, cosmética y apostando por seguridad vial y su nueva línea de menaje, como últimas incorporaciones. Y por otro, en el ámbito de la sostenibilidad, capaz de ofrecer servicios tales como consultoría medioambiental, economía circular, planta de transferencia y transformación de residuos industriales, tóxicos y peligrosos. Destacando la simbiosis entre cliente y proveedor y las sinergias entre mercado y conocimiento.

En la actualidad conviven la 3ª y 4ª generación, involucradas ambas en la gestión, a través de distintos ámbitos de responsabilidad. Coral Erum ha manifestado durante el coloquio que: “La mejor forma de abordar una transición generacional es hacerlo con empatía para ponernos en la piel de nuestros predecesores y entender y valorar su trayectoria; sacrificio; visión y propósito. Tras este importante ejercicio, es el momento de ir incorporando los cambios con la máxima consideración, de forma evolutiva y natural, consensuando, escuchando y logrando puntos de encuentro. Con todo ello, alcanzaremos una base sólida sobre la que empezar a trabajar y asegurar la permanencia y evolución de la empresa en el tiempo, en manos de la nueva generación.”

El mantenimiento de su espíritu emprendedor a lo largo de las diferentes generaciones de la familia Erum ha permitido a la empresa crecer hasta alcanzar un gran tamaño, a través de un ambicioso modelo que combina la diversificación con la sostenibilidad. Durante el coloquio, Coral Erum ha destacado la importancia del papel de los miembros externos a la familia considerando que es muy beneficioso para en la organización: “aportando una cultura de cuestionamiento, que permite nutrir a la compañía con mayor visión y diversidad, obtenido un porcentaje más alto de éxito y competitividad en el mercado”.

En el caso de ICFC, que nació en 2003 a través de una operación de Management Buy Out de la fábrica de helados de la antigua Avidesa, cuando esta pertenecía ya a la multinacional Nestlé. Padre e hijos han desarrollado desde entonces una intensa labor de crecimiento e innovación, convirtiendo a ICFC en uno de los principales actores del sector, presente en 20 países y con relaciones comerciales con muchas de las principales cadenas de distribución y con marcas de elevado prestigio en el ámbito de la alimentación. Guillermo Lamfsus Bravo ha destacado la importancia de mantener una visión a largo plazo: “Nuestro reto es ser capaces de tomar la fábrica de nuestros padres y abuelos, y crear la fábrica de nuestros hijos y nietos. Con la responsabilidad de hacer llegar a generaciones futuras el trabajo que empezaron generaciones pasadas, mirando por tanto al futuro con toda la experiencia del pasado.”

ICFC desarrolla actualmente cuatro líneas de negocio y una intensa actividad de innovación, aunque Guillermo asegura que: ”no sólo se innova en producto, sino que hay que ver con espíritu innovador todo lo que rodea a la empresa: innovación en las formas de trabajar, de relacionarse, de producir, incluso en la estructura accionarial de la empresa.” De hecho, ICFC ha apostado por un nuevo modelo de relación industrial con una de las principales marcas del sector de la alimentación a nivel mundial, el grupo italiano Ferrero. “Innovar no es fácil y está muy directamente relacionado al riesgo que la empresa y todos sus componentes puedan o estén dispuestos a asumir. Tener una visión de principio a fin del proceso de valor, hace a las empresas familiares más flexibles e innovadoras. Posiblemente este sea uno de los factores más importantes para el éxito”.

Durante el coloquio, los ponentes han abordado los factores clave para mantener el espíritu emprendedor generación tras generación. En el ámbito de la empresa, han destacado algunos aspectos, como la importancia de dejar hacer a las nuevas generaciones e implicar a los directivos no familiares en el proyecto como si fuese propio, o dotarse de órganos de gobierno diferenciados y enfocados en sus responsabilidades específicas). En el ámbito de la familia, han explicado resaltado la importancia de inculcar desde la niñez el deseo de implicarse, a través de mucha comunicación y generosidad. En ambos casos, la estructuración de los órganos de gobierno y dirección de la empresa permiten a las familias empresarias dedicar tiempo para pensar a largo plazo y plantearse mejoras y avances en los modelos de negocio.

Asimismo, dar confianza a las generaciones que se incorporan y apoyarlos cuando no se acierta, es fundamental para que las ganas de innovar y apostar por nuevos modelos no se diluyan.

En las conclusiones del desayuno, el director de la Cátedra, Alejandro Escribá ha destacado que el carácter familiar de las empresas no está reñido con la innovación, y que es necesario alimentar la orientación emprendedora de las empresas generación tras generación. Las empresas que combinan un enfoque innovador y proactivo y que son capaces de dotarse de sistemas de gobierno que permiten controlar la actividad sin limitar sus posibilidades, son las que logran mantener un proyecto que crece y se renueva constantemente, más allá de las generaciones fundadoras. El profesor Escribá ha animado a los empresarios de la Comunidad Valenciana a afrontar con valentía los desafíos que nos depara el futuro próximo para relanzar la actividad y construir proyectos ambiciosos, innovadores y escalables. La pandemia supone un gran reto para todos, pero es también una enorme oportunidad para transformar la economía valenciana y hacerla mucho más sólida y competitiva en el futuro.

La digitalización y las tecnologías virtuales suponen un fenómeno clave en la transformación de la realidad empresarial

Hoy, lunes 22 de junio, la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València (CEFUV) ha celebrado un ‘Desayuno Virtual’ que cubre un tema pujante estos días: ¡Ahora más que nunca! El desafío de la digitalización en la Empresa Familiar. El desayuno ha contado con Carlos Albors (COO de Laiex) y Juan Antonio Pons (Presidente de Importaco) como ponentes y fue moderado por Alejandro Escribá (Director de CEFUV) y Bruno Broseta (Senior Advisor en Transformación Digital en Nunsys).

La digitalización y las tecnologías virtuales suponen un fenómeno clave en la transformación de la realidad empresarial en los últimos años, mostrando gran potencial para la mejora de los procesos y actividades. Esta transformación es especialmente importante para la competitividad presente y futura de las empresas familiares, sin embargo, son todavía muy pocas las han iniciado un proceso de transformación digital. La irrupción de la crisis causada por el COVID-19 ha mostrado el potencial que este proceso transformador tiene en las empresas y ha sido clave para que pudiesen mantener su actividad y el control eficaz de la misma.

El desayuno comenzó con la introducción a cargo Alejandro Escribá, quien destacó el potencial de la transformación digital, pero recordó que este proceso puede resultar complejo y que es conveniente aprender de las experiencias previas para comenzar a dar pasos en esta línea. El desayuno presenta dos casos de empresas familiares, de sectores industriales, que no son nativas digitales, pero que han iniciado exitosamente este camino sector industrial; Laiex e Importaco.

Los ponentes explicaron los pasos que han dado en el proceso de transformación digital en sus respectivas empresas, abordando el enfoque adoptado, los procesos de transformación llevados a cabo y las dificultades que han encontrado en este proceso.

Juan Antonio Pons (Importaco) destacó que la transformación digital no es más que un proceso de mejora continua, una “evolución constante” para adaptarse a las necesidades del negocio y satisfacer mejor las preferencias del cliente. La adopción de herramientas digitales debe hacerse priorizando aquellas tecnologías que se adapten al ‘core business’ y tengan más impacto en la cuenta de resultados, competitividad y capacidad de diferenciación. Las herramientas de digitalización han permitido estar más próximo al cliente, mejorar la gestión del stock y anticipar nuevos modelos de negocio que pueden ir surgiendo. Juan Antonio dijo que su digitalización ha sido un proceso progresivo, motivado por la atención de necesidades y la solución de problemas, y puso varios ejemplos de este proceso, como la implantación de un ERP para resolver ineficiencias en la información de las transacciones internas de la empresa, la aplicación de visión artificial, y sensores en las líneas productivas para asegurar la calidad, o el uso del análisis de datos y la neurociencia para comprender el comportamiento y la satisfacción del consumidor.

Carlos Albors (Laiex) desgranó el proceso de digitalización de Laiex, destacando que uno de los aspectos clave es el cuidado en el trato con el personal que debe implantarlo. La transformación digital puede crear fricciones, y requiere formación de los equipos humanos para combinar el valor de la tecnología sin perder la experiencia existente en la empresa. La digitalización de Laiex ha permitido aumentar la calidad y la productividad. Entre las acciones que Carlos destacó se encuentra la automatización de plantas con un control de la calidad, una secuenciación automática de los procesos según lo establecido por I+D, la mejora en la planificación de la producción y la mejora en la gestión de inventarios. Destacó también la utilidad para desarrollar acciones preventivas basadas en el análisis de la información.

Bruno Broseta destacó que estas compañías han transformado completamente sus negocios y el valor de la digitalización para empoderar al capital humano, y preguntó a los ponentes sobre el papel de los directivos para “impulsar” la digitalización, así como sobre las dificultades para modificar la cultura de la empresa y sobre las particularidades de la Empresa Familiar pueden afectar al proceso de digitalización.

Albors destacó el papel de la dirección en el establecimiento de objetivos claros y simples en cada paso de la transformación y en el control de que dichos objetivos se cumplen adecuadamente. Aconsejó iniciar el proceso tras haberse dotado de una infraestructura técnica mínima (ERP) que alimente la información necesaria. Asimismo, destacó el valor de convencer a los implicados en el proceso de la utilidad de los cambios, formando, mostrando las ventajas y demostrando las mejoras con hechos, paso a paso. Juan Antonio señaló tres aspectos relevantes: (1) la importancia del capital humano, tanto para identificar las áreas de mejora como para implantar las soluciones; (2) encontrar el ‘partner tecnológico’ adecuado a las necesidades y capacidad económica, y (3) no perder de vista el retorno de la inversión, aunque siendo paciente para su logro. También remarcó el valor para la empresa familiar de adoptar procesos ya testados en el mercado en lugar de intentar innovar demasiado y aprovechar la ventaja de la visión a largo plazo de la empresa familiar para implantar estos procesos.

LA CÁTEDRA DE EMPRESA FAMILIAR DE LA UNIVERSITAT DE VALÈNCIA

Se creó en el año 2006, promovida por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), la Escuela de Empresarios (EDEM), el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (IVEFA) y el Instituto de la Empresa Familiar (IEF), y cuenta actualmente con el patrocinio de BANKIA y BROSETA ABOGADOS. Sus actividades se centran en la docencia, divulgación e investigación sobre la idiosincrasia y los desafíos para la mejora de la competitividad de las empresas familiares.

Los alumnos de Empresa Familiar visitan las instalaciones del Grupo Segura

Hoy, los alumnos de empresa familiar de la Cátedra de Empresa Familiar de Universitat de València (CEF-UV) promovida por AVE, EDEM, IVEFA e IEF y patrocinada por Bankia y Broseta, han visitado las instalaciones del Grupo Segura en Almussafes.

Durante la visita, los alumnos tuvieron la oportunidad de conocer personalmente los distintos procesos de fabricación de la empresa. El Grupo Segura, con más de 50 años de historia, es un ejemplo de profesionalización a través de la ingeniería eficiente, habiéndose adaptado a los cambios y los tiempos en todo momento.

 

2

Francisco Segura Hervás, Consejero Delgado del grupo compartió con los alumnos su visión sobre el sector,  animándoles a estar abiertos a los cambios que vienen a corto y medio plazo.

 

4