Entradas

AVE celebra que se hable de reactivar el turismo y pide a las administraciones públicas que apuesten de forma decidida por el sector, reabriendo las fronteras y facilitando la llegada y libre movilidad de turistas

La Junta Directiva de AVE se ha reunido de forma presencial y con las necesarias medidas, por segunda vez desde que se decretó el estado de alarma, y ha realizado un repaso al plan de acción 2020, que concentrará en el último trimestre de 2020, entre otras, las siguientes actuaciones:

La Jornada de Turismo de Benidorm, que celebrará su VII edición durante el mes de septiembre

La III Jornada Anual Paco Pons, programada para el 30 de septiembre

El Gran acto empresarial del Corredor Mediterráneo, que tendrá lugar en Madrid (IFEMA) el 12 de noviembre.

Además, como se anunció en la Asamblea General de AVE del pasado 27 de febrero, se está poniendo en marcha la Fundación para potenciar el emprendimiento, la investigación, la innovación y la tecnología, desde la Comunidad Valenciana para el conjunto de España y que durante el mes de septiembre empezará con su actividad, lo que implicará un gran impulso a todas estas actividades dentro de la reactivación económica de la Comunidad Valenciana y de España.

Por otra parte, durante la reunión de la Junta Directiva se prestó una especial atención a la situación actual del turismo en España, sin duda un sector clave que genera cerca de 2,5 millones de puestos de trabajo en nuestro país y que supone de forma directa el 12,5% del PIB.

Como consecuencia de la crisis sanitaria y fruto de la declaración de estado de alarma y cierre de fronteras, el daño sufrido por los empresarios, de todos los tamaños, autónomos y trabajadores del sector está siendo muy profundo y, en España, es necesaria una apuesta clara y decidida por la activación de un sector estratégico para nuestro país, igual que ya ocurre en países de nuestro entorno o con competidores directos como destino.

Nunca ha sido más prioritario que ahora aunar, en un mismo mensaje, la importancia del turismo para cada uno de nuestros pueblos y ciudades y lo necesarias que son para nosotros cada una de las personas que se desplazan a visitar y disfrutar de nuestro país. Para AVE, por tanto, es prioritario ofrecerles certidumbre y seguridad entre todos, y ser previsibles.

Se ha perdido la campaña de Semana Santa y tenido que cancelar o posponer multitud de eventos que suponen para muchas zonas y poblaciones una parte muy importante de sus ingresos anuales y de su capacidad de generación de empleo.

Por todo ello y para salvar la campaña de verano, consideramos indispensable y urgente:

  • Que se reabran de forma inmediata las fronteras, aeropuertos y puertos para permitir la libre movilidad de los turistas, tanto de los nacionales como de los extranjeros, adoptándose las medidas oportunas.
  • Que se escuche a los empresarios del sector a la hora de establecer dichas medidas de seguridad y salud a aplicar en hoteles, restaurantes, comercios, transporte, etc., porque son los que conocen y se pueden comprometer a adoptar los protocolos necesarios para asegurar el bienestar de clientes y trabajadores.
  • Que se establezcan sistemas de simplificación administrativa para facilitar la puesta en marcha de empresas e inversiones en general, y en el sector turístico en particular: (i) silencio administrativo positivo generalizado e (ii) inicio de actividad con declaración responsable.
  • Que se trabaje en campañas de promoción de España como destino seguro.

El turismo es un sector del que el conjunto de la sociedad española sale beneficiada, directa o indirectamente. Por ello desde 2012, 400 empresarios, de todos los tamaños y sectores, nos damos cita en la Jornada de Turismo de Benidorm que organizamos en colaboración con EDEM, AEFA, APD, CÁMARA ALICANTE, CEV ALICANTE Y HOSBEC, y que este 2020 celebrará su VII edición, para apoyarlo como principal motor de la economía de la Comunidad Valenciana y de España, y poner en valor su papel desde una perspectiva transversal: El turismo somos todos.

AVE considera que derogar la actual legislación laboral, aumentará el impacto devastador de la crisis sanitaria en nuestra economía y en el empleo

La crisis sanitaria, unida al confinamiento y a la paralización de una parte importante de nuestra economía, como consecuencia del Estado de Alarma, ha generado ya una crisis económica que está teniendo un impacto muy negativo en el empleo y en la producción y está haciendo que los niveles de deuda pública y déficit aumenten, con perspectivas muy negativas ya anunciadas por organismos como el FMI o el Banco de España (previsiones para finales de este año 2020 de desempleo del 20%, caída del PIB del 15%, deuda superior al 120% y déficit del 9,5%).

AVE solicita reforzar el papel de diálogo social constitucionalmente reconocido a los agentes sociales

España es un país que debe su estado de bienestar al esfuerzo de autónomos y empresarios de todos los tamaños, junto a los trabajadores, ya que más del 80% del empleo se genera por el sector privado. Por ello, en unas circunstancias tan difíciles como las actuales, derogar la actual legislación laboral, aumentará el impacto, ya devastador de la crisis sanitaria, en el empleo y economía de nuestro país y, por tanto, ahondará en una crisis social. Ahora, más que nunca, es vital establecer mecanismos y medidas de política pública que faciliten y favorezcan la generación de empleo, que promuevan la inversión, la creación de empresas y la innovación, para lo que consideramos que, en la línea de lo planteado por CEOE y CEPYME, se debe avanzar en las siguientes direcciones:

  • Reforzar el papel del diálogo social, constitucionalmente reconocido a los agentes sociales.
  • Facilitar la contratación, reduciendo el coste de las cargas sociales y eliminando trámites burocráticos.
  • Estimular la inversión, la contratación, la innovación, la investigación y el consumo.
  • Establecer sistemas de simplificación administrativa para facilitar la puesta en marcha de empresas e inversiones: (i) silencio administrativo positivo generalizado e (ii) inicio de actividad con declaración responsable.
  • Acelerar la reforma de la administración eliminando duplicidades y cualquier gasto superfluo, como estamos haciendo el conjunto de la sociedad.

Los empresarios familiares piden a la Administración que los considere como “aliados necesarios”

El Encuentro Online donde se compartieron estas manifestaciones forma parte del ciclo “La empresa familiar comparte” que organizan conjuntamente 18 asociaciones territoriales de empresa familiar de todo el país. Todas ellas aglutinan a más de 1.200 empresas de todos los sectores que, en su conjunto, representan el 10 % del PIB nacional. Por tanto, con este tipo de iniciativas se quiere ayudar a las empresas familiares a afrontar la crisis. Para ello, se invita a destacados empresarios y expertos con los que se profundiza en cuestiones de gran interés para retomar cuanto antes la actividad empresarial.

En esta ocasión, las asociaciones de empresas familiares de Navarra (ADEFAN), Euskadi (AEFAME) y Cataluña (ASCEF) celebraron el seminario “Covid 19: Impacto, Consecuencias y Futuro en el Sector Industrial”. Una cita donde los empresarios familiares pidieron a la Administración que los considere como “aliados necesarios”. Además, se aseguró que, una vez superada la actual crisis sanitaria, “habrá muchas oportunidades para la industria española” siempre y cuando ésta se prepare para un escenario donde se pondrá más en valor la fiabilidad y la calidad que el precio.

Tras el Covid-19, “habrá muchas oportunidades para la industria española” siempre y cuando ésta se prepare para un escenario donde se pondrá más en valor la fiabilidad y la calidad que el precio

Actuaron como ponentes Javier Ormazabal, presidente de Velatia; Javier Riera-Marsá, CEO de Radar Process (Grupo Coemba) y el presidente y consejero delegado de Lizarte, Óscar Huarte. A todos ellos se les pidió su punto de vista sobre cuáles pueden ser las palancas que permitan una vuelta a la actividad lo antes posible; cómo afectará el coronavirus a las cadenas de suministro mundiales y qué políticas activas debiera llevar a cabo la Administración española para ayudar a las empresas en su proceso de reactivación.

En torno al primer tema, Ormazabal, Riera-Marsá y Huarte coincidieron en que la previsión a la hora de asegurar la liquidez de la empresa, la apuesta por la internacionalización y la aplicación flexible de ERTE son claves para garantizar la continuidad de la idea de negocio. “Tenemos que aprender a movernos de otra manera y conceder un nivel de autonomía altísimo a nuestra gente”, apuntó a este respecto el presidente de Velatia. Igualmente, a lo largo del debate surgió, también la cuestión de las inversiones. Algo para lo que el CEO de Radar Process consideró imprescindible el plazo y la confianza que solo será posible, en su opinión, cuando haya una vacuna.

CHINA Y LA ADMINISTRACIÓN ESPAÑOLA

Sobre la situación en la que pueden quedar las cadenas de suministro mundiales, los participantes se mostraron optimistas en torno al papel que puede desempeñar la industria española. “De esta crisis saldrán muchas oportunidades y hay que estar preparados”, dijo Javier Riera-Marsá. Un argumento compartido por Javier Ormazabal para quien se va a acelerar el proceso que ya existía en torno a si resultaba idóneo la concentración de proveedores. “Ahí España tiene la ocasión de posicionar su industria en algunos campos en los que hemos venido trabajando desde hace años ya que se va a poner en valor más la fiabilidad y la calidad que el coste”, comentó.

Por último, cuestionados sobre las políticas activas que debiera llevar a cabo la Administración española para ayudar a las empresas en su proceso de reactivación, Óscar Huarte demandó ayudas a la inversión, a las nuevas alianzas empresariales que puedan surgir o al mantenimiento o al aumento del empleo. En ese sentido, “la Administración debiera considerarnos como unos aliados necesarios que tienen el propósito de generar valor”, sentenció en referencia a la visión a largo plazo, el compromiso con los trabajadores o la solvencia que siempre ha demostrado y caracterizado a la empresa familiar.

La Junta Directiva de AVE pide aumentar la velocidad de la vuelta a la normalidad económica en el conjunto de España

Hoy ha tenido lugar la una nueva reunión de la Junta Directiva de la AVE, en la que se ha acordado iniciar las actividades presenciales a la mayor brevedad posible. Durante la reunión se ha incorporado por videoconferencia el Molt Honorable President de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, con el que hemos comentado algunas cuestiones:

  1. Que es necesario aumentar la velocidad de la vuelta a la normalidad económica en el conjunto de España.
  2. Que los empresarios españoles podemos y queremos contribuir a aportar soluciones para que se cumplan todas las medidas de seguridad y salud necesarias a las que nos comprometemos y con ello, contribuir a generar confianza.
  3. Que ahora más que nunca necesitamos reducir la burocracia permitiendo que se genere empleo y actividad económica con dos medidas urgentes: (i) silencio positivo generalizado y (ii) apertura con declaración responsable.
Encuentros Online AATT

Los empresarios familiares reclaman ampliar los fondos ICO-COVID 19 reduciendo el coste de las operaciones y agilizando su tramitación

Asociaciones de Empresa Familiar de todo el país, entre ellas AVE, que aglutinan a más de 1.200 empresas de todos los sectores que representan el 10% del PIB nacional, nos hemos unido para ayudar a las empresas organizando conjuntamente un Ciclo de encuentros online bajo el lema “La empresa familiar comparte” con el que estas entidades quieren ayudar a los empresarios a afrontar la crisis a través de encuentros con destacados expertos y ponentes que sirvan para profundizar en cuestiones de gran interés que faciliten retomar la actividad empresarial.

El primer encuentro bajo el título “Finanzas sostenibles para la empresa familiar en tiempos del COVID-19” ha contado con la participación de José Carlos García de Quevedo, Presidente del ICO y los responsables de tres empresas asociadas a Empresa Familiar de Castilla y León, a la Asociación Asturiana de la Empresa Familiar (AEFAS) y a la Asociación Cántabra de la Empresa Familiar (ACEFAM), Juan Martí, socio fundador de Todo Embalaje; Jorge Suárez, CEO de Impulso, y Manuel Huerta Terán, consejero delegado de Horizont Family Company, respectivamente, quienes compartieron sus reflexiones sobre las medidas adoptadas por el gobierno relacionadas con la inyección de liquidez a las empresas.

Los empresarios familiares consideran imprescindible una ampliación de los fondos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) destinados a financiar a las empresas afectadas por la crisis del COVID-19, reduciendo el coste de los gastos financieros de las operaciones y agilizando su tramitación.

José Carlos García de Quevedo, Presidente del ICO, explicó la finalidad de la línea de avales del estado ICO-COVID, señalando que su objetivo es garantizar liquidez a empresas y a los autónomos para pagar proveedores, salarios y otros gastos corrientes, pero no amortizar o cancelar deudas preexistentes. Recordó que, de acuerdo con la normativa europea, la financiación acogida a esta línea de avales se debe dedicar a empresas viables, que no se encuentren inmersas en un concurso de acreedores o proceso de insolvencia y que no estén en crisis, y precisó que hasta la fecha se han aprobado dos tramos de 20.000 euros cada uno, de los que 25.000 ya están en grado de ejecución.

En su intervención, Manuel Huerta Terán precisó que el Gobierno de España debería contar con la “creatividad” de las empresas privadas para hacer frente a la crisis. Así mismo incidió en la dificultad de tomar decisiones empresariales a largo plazo si se prolonga el actual contexto de “incertidumbre y desconfianza”, lo cual puede abocar el país a un “abismo incalculable en 2021”. Huerta también pidió que los principales representantes de las organizaciones empresariales españolas “echen el resto” en su interlocución frente al gobierno para aclarar el funcionamiento de los ERTEs en la incipiente vuelta a la actividad de las empresas.

Por su parte, Juan Martí consideró que la respuesta del Gobierno ha sido lenta, con falta de claridad, y con un importe suficiente. “En una época de crisis no se puede marear la perdiz, sino que se necesitan normas claras, rápidas y concisas”, señaló Juan Martí, quien se lamentó de que en lugar de préstamos, que tienen un coste para las empresas, no se haya articulado un sistema de ayudas directas relacionadas con la creación de empleo y la inversión.

A su vez, Jorge Suárez calificó la decisión del Gobierno como “desacertada y populista” además de “no consensuada” y con una actuación financiera que afirma ser “escasa y lenta”. Continuó su intervención indicando que las empresas no son el problema sino la solución y que, por tanto, los recursos disponibles deben dedicarse a mantener las empresas y su actividad y no a subsidiar la destrucción. Referente al plan de contingencia adoptado por su compañía, explicó que “el mejor colchón anticrisis es no tener deudas y la caja llena”, recalcando que “la enfermedad principal es la caja vacía y hay que tomar todo tipo de medidas para llenarla y procurar que no se vacíe.”

El ciclo de encuentros ha continuado el 8 de mayo con una nueva sesión centrada analizar las consecuencias de la crisis en la industria y la logística y las medidas concretas para reactivar la actividad en estos sectores, para lo que contará con la participación de  representantes de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (ADEFAN), Asociación de Empresa Familiar de Euskadi (AEFAME) y de la Asociación Catalana de la Empresa Familiar.