Entradas

La Fundación Valenciana de Estudios Avanzados y AVE analizan las condiciones de ejecución de los fondos europeos

La Fundación Valenciana de Estudios Avanzados (FVEA), con la colaboración de AVE y la Fundación Premios Rei Jaume I, ha reunido hoy, 29 de junio, a empresarios, expertos universitarios y representantes de administraciones públicas en una jornada para analizar las condiciones de ejecución de los Fondos Europeos de Recuperación.

Tras la bienvenida a cargo del vicepresidente de la CEV, Miguel Burdeos, el director y secretario general de AVE, Diego Lorente, ha enfatizado que “tenemos todos una enorme responsabilidad en que los fondos europeos de recuperación contribuyan a evolucionar nuestro modelo económico hacia uno más competitivo, más sostenible y más tecnológico”. Por su parte, el presidente ejecutivo de los Premios Rei Jaume I y director general de la FVEA, Javier Quesada, ha recordado que “el objetivo de esta jornada es unir a la administración, empresas e instituciones en un foro en el que puedan preguntar y resolver dudas sobre cuáles son los siguientes pasos del proceso de financiación”.

“Tenemos todos una enorme responsabilidad en que los fondos europeos de recuperación contribuyan a evolucionar nuestro modelo económico hacia uno más competitivo, más sostenible y más tecnológico” Diego Lorente

A continuación, ha tomado la palabra el subdirector general de Programación del Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia en la Secretaría General de Fondos Europeos del Ministerio de Hacienda, Jorge Fabra Portela, quien ha detallado los cuatro ejes principales en los que está estructurado el plan: la transición ecológica, la transformación digital, la cohesión social y territorial, y la igualdad de género. “Las inversiones y reformas que antes de la pandemia eran urgentes, ahora son impostergables”, ha destacado.

Este programa estatal, evaluado positivamente por la Comisión Europea, “contempla un ambicioso plan de reformas del sistema energético, educativo, económico y social, estructurado en 30 componentes, que permiten un control efectivo de la utilización de los fondos”. Según ha indicado, para asegurar que las medidas se llevan a cabo en tiempo y forma, en cada componente se detalla la contribución de las inversiones, los hitos, los objetivos, los plazos y su coste.

En el debate posterior, moderado por Jesús Fuentetaja, catedrático de Derecho Administrativo en la UNED, el director general de Coordinación de la Acción del Gobierno de la Generalitat Valenciana, Juan Ángel Poyatos, ha resaltado que “lo importante ahora mismo no es tanto dónde se tienen que dirigir las empresas, sino determinar si el proyecto cumple los requisitos oportunos para ser financiable”. En relación con las limitaciones a las ayudas de Estado, ha remarcado que “necesitamos normas claras” y saber si se habilitará un régimen jurídico excepcional. También ha expresado su preocupación acerca de que “puede haber sectores que a nivel nacional no son importantes, pero sí a nivel regional”, y ha instado a “tener espacios regionales donde se atienda a los sectores menores fundamentales para la economía de dicha región”.

Por su parte, Javier Guillén, catedrático de Derecho Administrativo en la URJC, ha explicado que “el punto de partida es la colaboración público-privada” y que la normativa establece tres fórmulas: 1) agrupaciones de personas físicas o jurídicas, y entes sin personalidad jurídica, para la presentación de solicitudes a convocatorias de ayuda, para lo que deben inscribirse en un registro de interesados que habilitará el Ministerio de Hacienda; 2) consorcios de naturaleza jurídico-pública; y 3) sociedades de economía mixta para los contratos de concesión de obra y servicio vinculados al plan estatal.

Retos para las empresas

Desde un punto de vista empresarial, David Pistoni, cofundador y CEO de Zeleros Hyperloop, ha explicado que desde la compañía lideran un proyecto de movilidad eléctrica de alta potencia y participan en otras dos manifestaciones de interés presentadas al Ministerio de Industria.  Respecto a las dificultades que supone para las empresas optar a fondos europeos, ha indicado que el primer reto fue coordinarse con una veintena de actores para presentar a tiempo su propuesta conjunta y que el siguiente será “tener claro el impacto financiero sobre el proyecto”.

Belén Sanz Trigo, de la Unidad Administradora del Fondo Social Europeo en España, ha reconocido que los fondos europeos para la recuperación constituyen “un verdadero reto de ejecución a nivel nacional, local y regional”. Para facilitar la justificación de gastos, ha destacado que esta se llevará a cabo a través de la evaluación de resultados, más allá de la comprobación de facturas, y que “hay mecanismos correctores para que se puedan subsanar irregularidades y evitar la pérdida neta de fondos”.

Además del Plan Estratégico de Recuperación, ha instado a aprovechar los fondos correspondientes al programa React-EU, canalizado por fondos estructurales, que ya se está ejecutando y en el que “están claras las reglas del juego”.

La clausura de la jornada ha corrido a cargo de Javier Quesada, quien ha destacado la importancia de impulsar este tipo de iniciativas por parte de la sociedad civil.

La Fundación Valenciana De Estudios Avanzados (FVEA) y AVE piden unidad para aprovechar al máximo la oportunidad de los fondos europeos para la recuperación

La Jornada “Recuperación, fondos europeos y Comunitat Valenciana”, organizada por la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados (FVEA) con la colaboración de AVE, ha analizado la oportunidad que representan los fondos europeos para España, y en particular para la Comunitat Valenciana, con un llamamiento a la unidad para aprovechar al máximo esos fondos.

La sesión ha comenzado con la intervención del presidente fundador de los Premios Rei Jaume I, Santiago Grisolía y Nico Van den Brink, miembro de la Ejecutiva de la FVEA, quienes han reclamado una “distribución ecuánime de esta ayuda”, además de la vicepresidenta de AVE y consejera delegada de Libertas 7, Agnès Noguera, quien ha realizado un llamamiento a “la unidad política y social para aprovechar al máximo esta oportunidad histórica de impulsar el desarrollo socioeconómico de la Comunitat Valenciana y, con ella, del conjunto de España, con una visión estratégica colectiva y el impulso catalizador de esos fondos europeos”.

Rafael Aznar, director de Rover Maritime, y la vicepresidenta de AVE y consejera delegada de Libertas 7, Agnès Noguera

Tras la apertura del acto ha tomado la palabra el director general de Coordinación de la Acción del Gobierno de la Generalitat Valenciana, Juan Ángel Poyatos, quien ha dado a conocer las claves de la Estrategia Valenciana para la Recuperación.

Poyatos ha remarcado que “lo importante es que los recursos lleguen, tanto si nos toca gestionar los fondos como si no, intentaremos hacer un diagnóstico inteligente, llegar a una colaboración público y privado desde la Oficina Valenciana de la Recuperación y también dar un apoyo mas individualizado al pequeño empresario. Recursos para digitalizarse, por ejemplo”.

En cuanto al cronograma, Poyatos, ha indicado que en enero, una vez la Comisión Europea haya aprobado los reglamentos que regirán las ayudas y que “nos dirán qué tipos de proyectos son los financiables”, se presentarán formalmente tanto el Plan España Puede, que se habrá negociado con la Comisión Europea, como la Estrategia Valenciana de Recuperación.

De ese modo, en torno a abril o mayo, se podrían poner en marcha las convocatorias de ayudas, en las que tendrán cabida proyectos iniciados a partir de febrero de 2020.

Recursos para todo tipo de empresas

Y ha remarcado que, en esta ocasión, “el coche no va a pasar de largo porque nos va a pillar preparados”, al tiempo que aseguró a los asistentes que “habrá recursos y oportunidades para todo tipo de empresas”.

En el debate posterior, moderado por Rafael Aznar, director de Rover Maritime, el Premio Rei Jaume I de Nuevas Tecnologías en 2006, José Duato, ha afirmado que “necesitamos la unión y la alianza en todos los frentes, por eso se creó Inndromeda, asociación público-privada y ventanilla única para buscar la sinergia entre todos los actores y así conseguir las respuestas que demanda la sociedad”. En este sentido, ha destacado que “no podemos lanzar proyectos sobre un tema concreto sin tener en cuenta otras vertientes, porque están todos interrelacionados”, con ejemplos como la sostenibilidad y la descarbonización o la gestión de datos y la ciberseguridad.

En la misma línea, la directora del Instituto de Investigación Socioeducativa Francisco Ferrer, Esther Moreno, ha indicado que los objetivos de la Agenda 2030 “solo se van a conseguir con alianzas”, al tiempo que ha remarcado la importancia de la sostenibilidad”. Además, ha reclamado “un plan de formación educativa potente y que la educación sirva para formar a los alumnos tal y como demandan las empresas”.

Por su parte, el fundador y socio director de S2 Grupo, José Miguel Rosell, ha defendido que “la ciberseguridad será clave ante el impulso que va a recibir la digitalización”. Además, ha advertido que “las empresas necesitan financiación para crecer y trabajadores con las capacidades adecuadas”, con independencia de sus titulaciones.

El fundador y socio director de S2 Grupo, José Miguel Rosell

Alianzas para ir más rápido y crecer más

Francisco Segura, presidente de Grupo Segura, ha instado a “impulsar alianzas para ir más rápido y crecer más” ante los retos del futuro y ha advertido de que “España no ha hecho los deberes” en relación a la construcción de fábricas de baterías, pese a ser el octavo fabricante mundial de vehículos y el segundo de Europa.

Francisco Segura, presidente de Grupo Segura

La clausura de la jornada ha sido a cargo del presidente ejecutivo de los Premios Rei Jaume I, Javier Quesada, quien ha alertado ante la posibilidad de que tanto España como la Comunitat Valenciana “quedemos fuera de juego” y ha expresado su esperanza en esa “alianza entre todos los sectores para saber qué debemos hacer en nuestro día a día y tener una buena gobernanza”.

De izquierda a derecha: Rafael Aznar, José Duato, Esther Moreno, Agnès Noguera, Juan Ángel Poyatos, Francisco Segura y José Miguel Rosell