Entradas

AVE constituye la Fundación LAB para impulsar la innovación y el emprendimiento en la Comunitat

La Fundación LAB Mediterráneo, el nuevo proyecto impulsado por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), ha comenzado su actividad. Esta iniciativa, anunciada por AVE en su Asamblea General de 2020 como su ‘Corredor Mediterráneo 2’, inicia su andadura con 24 patronos fundadores, AVE y 23 de sus asociados.

En su intervención ante la Junta Directiva de AVE y los patronos fundadores de la Fundación LAB Mediterráneo, el presidente de AVE, Vicente Boluda, ha destacado que “los empresarios somos parte de la sociedad y como tal queremos contribuir a su mejora y progreso”.

“Nuestra Comunidad y nuestro país se enfrentan a grandes retos que debemos abordar de forma conjunta y sólida para incrementar nuestra competitividad. Así, con la conjunción de elementos clave como son el fomento del emprendimiento, la transmisión de la cultura de la innovación, la transformación digital de nuestras empresas y sociedad, y el fomento de la investigación, estamos convencidos de que saldremos muy reforzados”, ha subrayado.

Boluda ha recordado que, desde la Comunitat Valenciana, existen ya muchos proyectos en los que contribuimos al fortalecimiento del conjunto de España, como son la Fundación Premios Rei Jaume I, la Fundación EDEM o el Movimiento #QuieroCorredor. Y la Fundación LAB Mediterráneo es un proyecto que se suma a todas esas iniciativas, con el que “vamos a contribuir a mejorar el emprendimiento, la innovación, la tecnología y la investigación, desde la Comunitat Valenciana para el resto de España”.

“Los empresarios de la Comunitat Valenciana queremos ser protagonistas en el fortalecimiento de nuestro país. Por eso, ahora -ha recalcado el presidente de AVE- desde AVE hemos decidido dar un paso al frente y trabajar de forma conjunta para posicionar a la Comunitat Valenciana como un referente nacional y europeo en el emprendimiento, la innovación, la tecnología y la investigación”.

A continuación, ha cedido la palabra al CEO de Aquaservice y cofundador de Plug and Play, Alberto Gutiérrez, que ejercerá como presidente de la nueva Fundación.

Según ha destacado, “es el momento idóneo para que ocurran este tipo de iniciativas y que salgan del sector privado para complementar lo que ya existe”.

Con la misión de posicionar a la Comunitat Valenciana como un referente en emprendimiento, innovación, tecnología e investigación, la Fundación se ha fijado objetivos como fomentar la creación y la atracción de startups tecnológicas, promover el apoyo a empresas de sectores no tecnológicos de la Comunitat para acelerar su transformación digital, contribuir a aumentar la inversión privada en innovación e I+D y ayudar a potenciar la investigación.

Entre las acciones programadas para alcanzar esos objetivos, destacan la celebración de sesiones divulgativas en torno al emprendimiento, la innovación abierta, la tecnología o la transformación digital de empresas tradicionales.

Para lograrlo, contará con el trabajo e implicación de los patronos fundadores, al tiempo que prevé fomentar la colaboración entre empresarios y respaldar otras iniciativas ya existentes en los cuatro ámbitos de actuación de la Fundación.

 

PATRONATO Y COMISIÓN EJECUTIVA

El Patronato estará integrado inicialmente por los representantes designados por cada uno de los 24 fundadores: Aquaservice/Plug and Play, AVE, Banco Sabadell, Boluda Corporación Marítima, CaixaBank, Dacsa Group, Embutidos Martínez/KM Zero, Fundació Baleària, Fundación Torrecid, GDES, Grupo AZA, Grupo Bertolín, Grupo Gimeno, Helados Estiu, Importaco, Inelcom, Istobal, Logifruit, Mercadona/Lanzadera, Nunsys/Check Point, Rover Grupo, Royo Group, S2 Grupo y Verne Technology Group.

 

La Comisión Ejecutiva, presidida por Alberto Gutiérrez, tendrá como vicepresidentes al CEO de GDES, Héctor Dominguis, y a Yolanda Tomás, CEO de Istobal. Completan este órgano de gobierno el CEO de Verne Technology Group, Gianni Cecchin, la consejera delegada de Grupo Gimeno, Myriam Gimeno, el director corporativo de Personas y Sistemas de Grupo Martínez y CEO de KM Zero, Raúl Martín, el director general de Lanzadera, Javier Jiménez, que ejercerá de vicesecretario, y el secretario general y director de AVE, Diego Lorente, que ocupará el puesto de secretario.

FACSA utiliza la investigación, innovación y tecnología para predecir rebrotes del Covid-19 a través de las aguas residuales

Covid Water es el nombre con el que FACSA, empresa de referencia en la gestión del ciclo integral del agua, ha bautizado su proyecto integral de investigación sobre SARS-CoV-2 en sistemas de alcantarillado y EDAR. Una iniciativa que busca poner a disposición de la sociedad una innovadora herramienta de lucha contra la pandemia del Covid-19 a través de la detección y cuantificación del material genético del virus causante de la enfermedad en aguas residuales.

Esta cuantificación tiene como objetivo principal, la obtención de datos que permitan junto con otro tipo de información poblacional y epidemiológica, la posibilidad de anticiparse ante posibles reinfecciones de la población por COVID-19, teniendo sobre todo en cuenta el proceso de desescalada en el que nos encontramos.

Para ello se analiza cómo se comporta el virus en la línea de aguas y fangos de diferentes tipologías de Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR), a fin de obtener información que permita hacer una foto clara y concisa sobre el comportamiento de este virus en el saneamiento urbano.

El primero de los estudios relacionado con el proyecto Covid Water se encuentra en la quinta semana de muestreo y se está llevando ya a cabo en distintos emplazamientos a nivel nacional de Andalucía, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Asturias y Murcia donde FACSA presta servicio. Para ello, se está adaptando la toma de muestras y el análisis a la casuística de cada población y su EDAR, para lo que se está contando con la estrecha colaboración de las correspondientes administraciones, muy comprometidas en este proceso.

Asimismo, FACSA está colaborando con el Instituto Universitario de Plaguicidas en Agua (IUPA) y la Dirección General del Agua de la Comunidad Valenciana en un estudio de similares características, que IUPA está liderando en la provincia de Castelló, y que también se está desarrollando en un gran número de depuradoras de las provincias de València y Alicante.

Inteligencia artificial para la detección temprana

FACSA ha empezado a trabajar en un proyecto financiado por la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital a través de la Agencia Valenciana de la Innovación, para el cual se van a muestrear cinco depuradoras -y sus correspondientes alcantarillados- de poblaciones de Castelló, València y Alicante, monitorizándose así grandes ciudades, ciudades medias y pequeñas poblaciones.

La principal novedad de este proyecto se basa en la creación de una herramienta digital accesible que recopila información sobre la detección del coronavirus SARS-CoV-2 en los distintos asentamientos urbanos, junto con datos poblacionales de libre acceso, así como otros indicadores de interés de índole socioeconómico y ambiental.

De esta manera, en paralelo a la obtención de datos de presencia de SARS-CoV-2 en las muestras elegidas de las distintas localizaciones, se trabajará en la recolección de datos poblacionales y epidemiológicos. Así, se espera encontrar aquellas variables demográficas y ambientales que puedan estar relacionadas con la presencia del virus en aguas residuales, ya que esta puede ser una herramienta para conocer, de manera indirecta, la influencia de la epidemia en la población independientemente de la manifestación o no de síntomas.

El proyecto tendrá una duración de seis meses y contará con la colaboración del IATA-CSIC, del CEBAS-CSIC, del Instituto Universitario de Plaguicidas en Aguas-IUPA de la Universitat Jaume I, del Instituto Tecnológico de la Informática (ITI) y de la compañía tecnológica IoTsens.

Jose Claramonte, Director General de FACSA destaca que “La compañía pretende combinar los resultados analíticos obtenidos en distintos puntos de la red con información agregada de tipo poblacional y epidemiológica y, mediante tecnologías de inteligencia artificial, encontrar tendencias y patrones de comportamiento para cada sistema de saneamiento o área analizada. Esta herramienta, podría ser de gran ayuda para la modulación de las fases del desescalonamiento en el que nos encontramos, así como para el seguimiento de la pandemia y detección temprana de sus posibles rebrotes”

Con todo ello, FACSA une sus fuerzas en la lucha contra la actual crisis sanitaria, aportando sus conocimientos y su dilata experiencia en este campo, donde ya ha desarrollado proyectos en materia de seguimiento de la contaminación a través la red de alcantarillado o campañas epidemiológicas en sistemas de información geográfica para la gestión espacial de los datos.