Entradas

BAR X remodela la terraza para mejorar la experiencia

El BAR X ha remodelado sus instalaciones, y lo más destacado, es que ha mejorado su terraza, con una nueva barra para dar servicio a todos los clientes que prefieren no esperar, a la hora de comer o cenar, en el caso de que haya cola de espera.

La última propuesta de Ricard Camarena vio la luz el pasado mes de noviembre de 2021, y en apenas 9 meses, presenta esta nueva mejora en beneficio de los clientes. “Durante todo este tiempo hemos estado analizando la afluencia y comportamiento de los que vienen a disfrutar al local”, ha desvelado Camarena.

El cocinero ha explicado que el equipo se dio cuenta de que en momentos puntuales, al no admitir reservas, se generaban algunas colas incómodas para los clientes, “por eso hemos creado este nuevo espacio en la terraza, para la gente que no quiera esperar o simplemente no le importa comer o cenar en una barra de pie, como en un bar de toda la vida”.

La idea es que en cualquier momento puedas venir a tomar cualquier cosa, solo o en compañía y que no tengas que esperar. “Será una zona ideal para las personas que quieren tomarse algo rápido”, ha adelantado Camarena.

Además de la creación de esta barra, durante el tiempo de cierre del bar, se ha aprovechado para unificar el interiorismo de la terraza con el resto del local y diferenciarlo, todavía más de HABITUAL, el restaurante que está pegado al BAR X. “Ahora ya no ha posibilidad de confusión, toda la terraza es del BAR X”, ha apuntado el cocinero tras el cambio de interiorismo.

BAR X MANTIENE LA OFERTA GASTRONÓMICA

El local mantiene su oferta gastronómica con platos, tapas “de toda la vida, pero revisionados”, además de una carta de cócteles “muy cambiantes”.  El horario del BAR X se mantiene como hasta la fecha. El local abre su cocina de 12 del mediodía a 12 de la noche de forma ininterrumpida todos los días de la semana. A cambio de este amplio horario de cocina, no se admiten reservas.

El BAR X, situado en la planta inferior del Mercado de Colón, se ha convertido en un punto de encuentro en el centro de València. Una propuesta en la puedes disfrutar de una cocina fresca, actual, y con muchos guiños a platos tradicionales, pero donde sobre todo, se trata de ensalzar el producto, ya venga de la huerta o del mar.

HABITUAL reverdece con nuevo interiorismo, imagen y web

  • HABITUAL mantiene su oferta gastronómica mirando a todo el Mediterráneo y basada principalmente en los productos de la huerta valenciana
  • El nuevo interiorismo firmado por Francesc Rifé busca más intimidad, elegancia y equilibrio
  • La remodelación de la marca aporta nuevo logo y el rediseño de la web

El restaurante HABITUAL reabre este martes 13 de septiembre con nuevo interiorismo en el local, imagen de marca actualizada y nueva web rediseñada. La propuesta de Ricard Camarena en el Mercado de Colón mantiene su oferta gastronómica, con la base en los productos que le llegan de la huerta y en su defensa de todo el Mediterráneo, desde las costas occidentales hasta las más orientales.

Justo siete años después de su apertura, HABITUAL reverdece y se actualiza. Todo el concepto remarca su vinculación con el territorio y el eslogan del restaurante pasa a ser “Mediterráneo de Raíz”. Una declaración de intenciones que no deja lugar a dudas y que confirma que se seguirán encontrando sabores mediterráneos a lo largo de su dinámica carta.

Ricard Camarena ha explicado que desde que el concepto nación en 2015, aunque siempre ha tenido una vinculación “muy fuerte” con la huerta, ha ido sufriendo “cambios tanto en la propuesta culinaria, como en el espacio, como en la web”. El cocinero y propietario de HABITUAL considera que ahora “con una línea gastronómica muy clara” era el momento “oportuno de unificar y homogeneizar toda la propuesta”.

Camarena ha apuntado que la cocina de HABITUAL, después de siete años, seguirá “muy conectada a la tierra” y mantendrá su “delicadeza”. “Seguirá siendo una propuesta orgánica, consciente y de aprovechamiento sostenible, porque ya no sabemos hacerlo de otra forma”, ha añadido.

INTERIORISMO ELEGANTE

El nuevo interiorismo también está firmado por Francesc Rifé, como ya hizo en 2015. El espacio abandona la madera clara de chopo que tenía como “piel” y los bancos corridos, y pasa a colores en tonos verdes y grises con un sistema de cortinas que permitirá la creación de diferentes ambientes, según las necesidades que se requieran en cada momento.

La nueva ambientación del espacio, busca mantener un espacio natural, y al mismo tiempo más íntimo, elegante y equilibrado. Este se conseguirá gracias a la disposición de las mesas y la iluminación, unido al sistema de cortinas que delimitarán el local y lo adaptarán a cualquier circunstancia.

IMAGEN DE MARCA ARMÓNICA

El restaurante también estrena nueva imagen de marca, con un logotipo remozado, más armónico, directo y contundente creado expresamente por Brandsummit. El logo está diseñado con una formas sencillas y sin artificios, pero tiene algunos elementos característicos y sutiles como la amplitud de la H y de la A. En definitiva un logotipo con mucha presencia y personalidad, la misma que transmite el local y su cocina.

La paleta de colores de la web será muy sencilla, basada en el color verde tierra usado por Rifé en el interiorismo, con toques de un verde más claro para contrastar y darle frescura a la marca. Por su parte, el sistema gráfico de líneas está basado en los surcos y caballones de los cultivos, las lindes de los campos, las acequias y los caminos que componen la huerta valenciana.

Camarena defiende la importancia medioambiental de La Albufera y su arroz

  • Ricard Camarena ha sido presentado como nuevo embajador de la D.O. Arròs de València
  • La D.O. participa en un proyecto de promoción europeo EU Rice para divulgar la sostenibilidad del cultivo de arroz de La Albufera y su importancia en la conservación del ecosistema del humedal en el continente
  • Camarena y Santos Ruiz, gerente de la D.O., han dado a conocer la importancia ecológica de la Albufera y la excelencia de su arroz en una ponencia con «showcooking« en el Salón Gourmets

 

Ricard Camarena ha defendido la importancia medioambiental de La Albufera en el ecosistema de europeo de humedales y su arroz. Así lo ha hecho como nuevo embajador de la D.O. Arròs de València en el acto de presentación que ha tenido lugar este miércoles, durante la 35 edición de Salón Gourmets en Madrid.

El cocinero ‘biestrellado’ se encuentra firmemente comprometido, tanto con el uso gastronómico de este producto (es uno de los responsables de su uso en la alta cocina de España, fenómeno bastante reciente), como con el crítico papel medioambiental que juegan los arrozales en el mantenimiento de los humedales europeos, particularmente en la Albufera valenciana.

Por ello, junto al gerente de la D.O., Santos Ruiz, ha ofrecido una ponencia con showcooking, a cargo el chef Rubén Fenollar que ha preparado una paella valenciana, para poner en valor el ecosistema del marjal valenciano y, claro está, las posibilidades culinarias de sus arroces, en el stand de EU RICE en IFEMA. 

Camarena siempre ha estado muy vinculado al mundo del arroz, pero desde una perspectiva creativa y alejada del recetario tradicional valenciano. Es muy habitual que cuente con un plato de arroz en sus menús, ya sea en la propuesta omnívora o en la vegetal en su restaurante gastronómico. «En todas nuestras propuestas procuramos utilizar el arroz desde una vertiente creativa», ha indicado el cocinero.

En la actualidad ofrece un arroz cremoso de mantequilla de oveja y hierbas de monte. En sus más 20 años de trayectoria culinaria, cuenta con algunos platos emblemáticos a base de este cereal, como el arroz de caracoles sin caracoles (2006). El plato nació por su gusto por la salsa de caracoles, aunque a él no le agradan estos moluscos. Esta receta fue el germen de su forma de preparar caldos, que diez años después se gestó en un libro, «Caldos«, que se ha convertido en una referencia en el sector, ya que explica cómo elaborarlos sin apenas agua.

Otros de sus arroces que se han elevado a la categoría de clásicos son: el de vaca vieja (2009); el arroz Margarita –-en el que versiona los ingredientes y sabores de la pizza más conocida de Nápoles–; el arroz de sardinas al espeto (2009) o el arroz de espárragos, levadura fresca y manzanilla pasada (2015).

La ceremonia de la siega del arroz es toda una fiesta durante el verano.

UNA INICIATIVA EUROPEA PARA DEFENDER LOS HUMEDALES

Este proyecto que se ha presentado este miércoles se encuentra enmarcado en el programa comunitario EU RICE, que busca concienciar sobre la importancia de los humedales y dar a conocer los aspectos sostenibles del cultivo de este cereal en Europa, sobre todo en Valencia y Grecia, donde también los arrozales tienen gran peso económico.

En Salón Gourmets, la D.O. Arròs de València y la Asociación de Negocios Agrícolas de Tesalónica estarán en el stand de esta entidad para informar a los consumidores sobre cómo el arroz europeo es un producto seguro, producido bajo estrictas normas con el mínimo uso posible de productos químicos, contribuyendo aún más a la protección del medio ambiente y al mantenimiento de la biodiversidad en las zonas donde se cultiva este cereal. 

El compromiso con el futuro de los humedales europeos pasa por promover el mantenimiento y el cuidado de los arrozales, en los que habitan especies que, con frecuencia, se encuentran amenazadas y que no encuentran su hogar en otros espacios.

Sin arroz, la existencia de estos ecosistemas se vería comprometida y es por ello que este proyecto europeo se centra en dar a conocer los beneficios del cultivo de este preciado cereal, que garantiza el flujo hídrico que hace posible la vida en el humedal y extiende la presencia de la lámina de agua durante los meses en los que esta escasea (entre mayo y septiembre).

Estos cultivos soportan, además, la población de aves migratorias, que cada vez encuentran menos ecosistemas de humedal, y ampliarlos supondría extender las áreas en las que estos animales se alimentan y anidan. Por tratarse de espacios naturales en los que la presencia humana se remonta a hace siglos, existe una sinergia en la que los cultivos de arroz conviven armónicamente con los ciclos de reproducción y migración de las especies. 

 

EL CULTIVO ARROZ MÁS ANTIGUO DE ESPAÑA

El cultivo de arroz en la Comunidad Valenciana es el más antiguo de España, se remonta a hace 1.200 años, y utiliza variedades que resultan de trabajos de mejora que se iniciaron en la primera década del siglo XX. Estas variedades han logrado adaptar sus características al ciclo y al clima y resultan en una materia prima de calidad gastronómica remarcable.

La D.O. Arròs de València abarca arrozales ubicados tanto en Alicante como en Valencia y Castellón, aunque en un porcentaje altísimo (más del 90 %) su cultivo se concentra en el Parque Natural de La Albufera, zona húmeda de importancia internacional.

Camarena reflexiona del porqué y el cómo de su cocina en Madridfusión

“Comencé a cocinar —de joven— porque me gustaba y me gusta mucho comer. Además, me encantaba ver la reacción de la gente cuando probaba mis platos porque ellos disfrutaban y yo también. Maricarmen fue la que me empujó a estudiar cocina. Me dijo: “Cuando cocinas eres feliz””

Ilustración de Paco Roca

“En el origen, mi idea de la cocina estaba basada en dar felicidad, en sentirme bien y en sentirme útil. En ver qué lo que haces, le gusta a la gente y eso crea un retorno increíble. Cuando empecé a estudiar cocina no sabía ni quién era Ferrán Adria, ni sabía lo que era la cocina moderna, pensaba que era lo que hacía Arguiñano. El motivo principal de cocinar era dar amor a la familia y a los amigos”.

“Empecé a estudiar, a explorar, a aspirar y a soñar en que, a lo mejor, cuando fuese muy mayor, podría tener una Estrella Michelin. Sin embargo, a los dos años de tener el restaurante “Arrop” en Gandia, en el 2006, llegó un reconocimiento que nos cambió la vida, que fue el premio “Restaurante Revelación” de Madrid Fusión.”

“Los sueños se cumplen, superan las expectativas y generan un nuevo escenario. Sin darse cuenta, uno se acostumbra a recibir premios y reconocimientos. No digo que se cocine para eso, pero sí que te acostumbras a que eso pase. La palanca de dar se invierte y se pone en modo recibir.”

“Hace cuatro años, empecé a hacer un cambio personal, a plantearme muchas cosas y a reflexionar de por qué, pese a todo lo positivo que teníamos, esa alegría duraba muy

poco. Es algo que por mucho que pase, te has acostumbrado a que ocurra y, nunca hay suficiente, siempre hay más cosas que podrías tener y te das cuenta que por mucho que haya en el saco, eso no genera un impacto duradero, ni te hace tan feliz de manera permanente, porque siempre quieres más.”

 

MOMENTO DE REFLEXIÓN

“En 2019 pasé por un momento de reflexión. Tenía la sensación de estar en el sitio inadecuado. Me planteé dónde estaba y dónde quería estar. Empecé a renunciar a muchas cosas.”

“Paralelamente fueron pasando cosas que nos iban repercutiendo de manera positiva.

Tomamos la decisión de trabajar cuatro días en lugar de cinco a la semana. Nos dimos cuenta de que se cambiaba el ánimo de la gente e incluso su vida y empezamos a llenar un saco, que cualquier cosa que metíamos, era mucho más duradera en el tiempo. A partir de ahí, lo que hicimos es fijarnos mucho en intentar generar impacto positivo en nuestro alrededor.”

“Entre tantas, encontramos una alianza muy grande intentando dignificar la figura de

nuestro agricultor, Toni Misiano, con el que llevábamos años trabajando.  Percibimos que ese camino nos daba más alegrías y que nos hacía sentir de utilidad en esa parte del trabajo.”

 

LLEGÓ EL CONFINAMIENTO

“Con la llegada del confinamiento por la COVID tuvimos unos meses de reflexión, como todos, y nos empezamos a replantear cada vez más las cosas, pero en definitiva, las circunstancias nos llevan a seguir en ese camino que habíamos iniciado”.

“Todo infortunio esconde alguna ventaja y nos dimos cuenta de que tenemos que aprovechar todo lo que tenemos. Ni mejor ni peor. Diferente. Nos encontramos una plantilla restringida, unos productos en la huerta que nunca habíamos utilizado y que queríamos utilizar para sentirnos útiles, y unas cámaras llenas de productos que no habíamos cocinado.”

“Entonces, nos pusimos a hacer un menú con lo que teníamos y no con lo que nos gustaría tener. A priori, con la gente que teníamos y no con la que nos gustaría tener. Entonces, te das cuenta de que te tienes que adecuar a esas circunstancias. A partir de ahí, empezamos a reconocer de una manera más evidente el valor de lo que teníamos, el producto, el cliente y el equipo.”

“Dejamos de añorar y de desear lo que no teníamos, para apreciar, conocer y trabajar lo que a diario llegaba y lo que nos podíamos permitir con el personal que teníamos.

 

ADAPTARNOS Y FLEXIBILIZAR NUESTRA MIRADA

“Empezamos a buscar las ventajas y no los inconvenientes. Usamos lo que sabemos, que es nuestra parte creativa. Añadimos una dosis importante de flexibilidad, para intentar generar valor en todo lo que tenemos. Y en esa rueda, nos dimos cuenta que no paraba de crecer, que no paraba de llenar ese pequeño saco. Y que todo lo que poníamos ahí, repercutía muy positivamente en nuestro día a día.”

“Las circunstancias han sido muy cambiantes porque ha habido días que un tercio del equipo no ha podido venir, porque tenía COVID, pero teníamos el restaurante con gente para comer, entonces, adaptábamos el menú a esas circunstancias y entendíamos el concepto de calidad como algo más amplio. Dar nuestra mejor versión con lo que teníamos.”

Ilustración de Paco Roca

REINTERPRETAR LA PERFECCIÓN

“Evidentemente, eso nos cambió el paradigma de lo bueno y de la calidad que al final es el de la perfección, y ésta, tal vez, hasta ese momento, pensamos que era hacer siempre lo mismo, de la misma forma, estandarizar algunas cosas, intentar hacer que las cosas todos los días salieran igual de bien… Entonces, evidentemente, el nuevo planteamiento implica renunciar a todo eso y a buscar todos los días la parte positiva de las cosas que están llegando a casa y de nuestras circunstancias.”

Pasamos a una dinámica de dar, que no se acaba nunca, porque todos los días tenemos la posibilidad de hacer cosas distintas si estamos dispuestos a renunciar a recibir. Evidentemente, cuando empiezas con esa dinámica es una dinámica de dar, dar siempre la mejor versión, lo mejor que tienes y de alguna manera recibes, pero no lo esperas.”

“Estás recibiendo alegría, porque sientes que estás haciendo algo útil, porque ves otra línea de creatividad, porque ves que eso es infinito, que no se acaba nunca, que todos los días tenemos la posibilidad de hacer cosas distintas si estamos dispuestos a renunciar a recibir.”

“Sostenibilidad  es hacer lo que podemos hacer con lo que tenemos y no con lo que nos gustaría tener. Esto me acercó a sentirme útil y ser un medio para que sucedan las cosas. Es una visión distinta de las cosas, ajustada, perdurable y que nos podemos permitir. Así que nos sentimos vivos y útiles.”

Ilustración de Paco Roca

Central Bar recibe el «Premio Cacau d’Or» 2021

Central Bar ha recibido el premio ‘Cacau d’Or’ 2021 como uno de los mejores bares de la Comunitat Valenciana en los que se puede poner en práctica una costumbre tan valenciana del almuerzo. La entrega del galardón, que organizar el colectivo #LaCulturaDelAlmuerzo, ha tenido lugar este sábado 27 de noviembre en el Palacio de la Exposición de València.

La plantilla de Central Bar celebra el premio.

La encargada de recoger el reconocimiento, en representación de todo el equipo de Central Bar, han sido la responsable del local, Iris Asensi. Ricard Camarena ha reconocido que este premio “refuerza todo el trabajo que se está haciendo desde hace muchos años, y especialmente el último, en el que hemos tenido muchos inconvenientes”.

Central Bar, situado en el interior del Mercado Central de València, lo gestionan Ricard Camarena y su socia Lourdes Luz, desde agosto de 2012. “Apostamos por este espacio, en una época complicada cuando nadie se quería hacer cargo de él”, ha recordado el cocinero. El próximo mes de agosto el bar cumplirá su primera década y durante todo este tiempo se ha convertido en un punto de encuentro dentro del emblemático Mercado Central de València.

Iris Asensi ha manifestado que es “muy divertido” trabajar en Central Bar porque hay una “mezcla de clientes muy interesante”. Desde el vecino del barrio que viene a hacer la compra “y acaba almorzando o comiendo”, como gente que viene de los despachos cercanos al mercado, más los turistas, tanto nacionales como internacionales, “que hacen parada en Central Bar para reponer fuerzas”.

La oferta gastronómica del bar se ha ido moldeando con el paso del tiempo. Además de sus clásicos bocadillos y tapas, se han ido añadiendo platos de cuchara, postres y “mucho producto como gambas, quisquillas, cigalas, ostras, etc…”, ha apuntado la encargada del local. Central Bar abre su cocina de lunes a sábado, desde las 8.30 horas hasta las 15.00 horas, con lo que se puede desayunar, almorzar o comer. 

BAR X, un nuevo concepto ‘non-stop’ en el Mercado de Colón

  • BAR X abrirá sus puertas oficialmente el próximo lunes 22 de noviembre 
  • El horario será de 12 de la mañana a 12 de la noche ininterrumpidamente todos los días de la semana
  • Será la quinta propuesta del cocinero en la ciudad de València

Ricard Camarena abre BAR X, un concepto que se podrá disfrutar todos los días de la semana desde las 12 del mediodía hasta 12 de la noche. Esta nueva propuesta está ubicada en el céntrico Mercado de Colón de València. La apertura oficial de este espacio está prevista para el próximo lunes 22 de noviembre. 

BAR X está situado junto al restaurante HABITUAL, en la planta inferior del mercado. Un local que anteriormente albergó Ricard Camarena LAB y posteriormente Cocaloka. “Llevábamos tiempo dándole vueltas al uso de ese espacio y finalmente hemos ideado una propuesta novedosa que pensamos que va a encajar muy bien con el público del Mercado de Colón y de la zona centro de la ciudad”, ha apuntado Camarena. 

La idea es ofrecer una cocina y un servicio “auténtico, divertido, versátil y apetecible” y lo mejor de todo es que “se podrá disfrutar a todas horas, no solo para comer o cenar”. BAR X, en principio, no admitirá reserva de mesas y se atenderán las peticiones por orden de llegada y disponibilidad de las mesas o huecos en la barra. 

El nuevo concepto “no tiene nada que ver” con lo que ya tenemos en la ciudad. “No contamos con ninguna propuesta de estas características”, ha explicado el cocinero. “Quizás lo más parecido sea Central Bar, pero allí el horario es más reducido y solo de mañanas”, ha matizado.

En BAR X, serán los clientes los que elijan “cuando quieren venir,” ya que lo podrán hacer cualquier día de la semana “y no les limitamos solo a los horarios de la comida o la cena”. La cocina permanecerá abierta durante 12 horas seguidas por lo que “se podrá tomar el aperitivo, comer, merendar, disfrutar del ‘tardeo’ o cenar”.

 

PUNTO DE ENCUENTRO

Camarena confía en que BAR X “se convierta en un punto de encuentro” dentro del Mercado de Colón. Una sitio “para quedar a tomar un aperitivo y en el que puedas acabar comiendo o cenando si lo deseas”. La céntrica ubicación del mercado en la ciudad de València, convierte a este espacio en el lugar idóneo para reunirse.

La carta de BAR X tendrá «mucha personalidad» se podrán pedir raciones, frituras, platos para acabar y otros en los que el producto será el protagonista como: la gamba roja de Dénia a la plancha; las ostras “Perlas de València”; la quisquilla de Santa Pola hervida o las cigalas abiertas con ajos tiernos.

Entre los platos para acabar destacan: el “Pepet” de secreto ibérico con “mullaor” de tomate, feta y rúcula; las chuletitas de lechal tostadas con ajo y romero; la ventresca de atún plancha con refrito y ensalada, o el roastbeef de solomillo “Almussafes”. La carta también tendrá su parte dulce para acabar.

La imponente barra del BAR X tiene mucho protagonismo en el interiorismo del local, “y también lo tendrá en el día a día”, ha señalado Camarena. “Será el epicentro del bar, en ella se podrá degustar toda la carta. Creo que será un espacio ideal para personas hedonistas a las que les gusta disfrutar de una buena barra”, ha asegurado.