Entradas

La transformación digital, clave para la competitividad, el crecimiento de las empresas y el bienestar social

Fundación LAB Mediterráneo, proyecto impulsado por AVE, ha organizado hoy una sesión sobre transformación digital junto con la Autoridad Portuaria de València (APV).

En la apertura, Aurelio Martínez, presidente de la APV, ha destacado que les gusta pensar que son “un puerto ambidiestro, que ha conseguido atraer a los principales clientes nacionales e internacionales por una vocación de excelencia operativa pero también por una decidida apuesta por la innovación”, como demuestra “el desarrollo de uno de los primeros Port Community Systems del mundo, que sigue siendo un elemento clave de nuestra competitividad”.

Aurelio Martínez, presidente de la APV

A continuación, Héctor Dominguis, CEO de GDES y vicepresidente de Fundación LAB Mediterráneo, ha presentado los principales retos de la trasformación digital y ha señalado que “la digitalización está ligada a la competitividad, al crecimiento de las empresas, a la riqueza y al bienestar social. Por eso desde AVE, a través de Fundación LAB Mediterráneo, asumimos el reto de la digitalización como una línea estratégica”, ha subrayado el también miembro de la Junta Directiva de AVE.

Héctor Dominguis: “La digitalización está ligada a la competitividad, al crecimiento de las empresas, a la riqueza y al bienestar social. Por eso desde AVE, a través de Fundación LAB Mediterráneo, asumimos el reto de la digitalización como una línea estratégica”

“La avalancha de nuevas tecnologías que están invadiendo nuestras vidas es algo inevitable, nadie va a poder escapar a este cambio, y no nos queda más opción que adaptarnos. Pero es que, además, toda esta tecnología genera cantidades masivas de información y la forma en la que la gestionemos, será la clave del éxito de nuestras empresas, nuestra sociedad y hasta nuestras vidas personales”, ha apuntado Dominguis.

Héctor Dominguis, CEO de GDES y vicepresidente de Fundación LAB Mediterráneo

Bajo la pregunta “¿Digitalizar sin transformar?”, Fran Chuan, empresario y experto en liderazgo y cultura de la transformación e innovación, ha resaltado en su ponencia que “la transformación digital es un 90% de transformación y un 10% de digital” y que las dificultades vinculadas a ese proceso “no están en la tecnología, sino en nuestros ‘mindsets’”.

Fran Chuan, empresario y experto en liderazgo y cultura de la transformación e innovación

Por su parte, Vicente Bielza, responsable de Operación en Repsol Renovables, ha remarcado la apuesta de la compañía por la generación baja en carbono, “con objetivos muy ambiciosos de capacidad instalada para los próximos años” y ha apuntado que, ante esta previsión de crecimiento, “la digitalización es clave para poder explotar y operar estos activos de manera eficiente y rentable”. En este sentido, también ha valorado la inversión de Repsol para disponer de “los sistemas y plataformas técnicas más avanzadas, como el nuevo centro de control, que permitirá la adquisición y tratamiento centralizado de los datos para la explotación, operación y mantenimiento remotos de todas las plantas”.

Vicente Bielza, responsable de Operación en Repsol Renovables

Posteriormente se ha celebrado una mesa redonda sobre experiencias empresariales en torno a la transformación digital, moderada por Alberto Conde, CEO y socio fundador de Xabet/Grupo Dominguis, quien ha subrayado que “cualquier proceso de transformación digital tiene tres pilares: estrategia, cultura y tecnología, y si no hay equilibrio entre ellos, no suele resultar transformadora la iniciativa”.

Alberto Conde, CEO y socio fundador de Xabet/Grupo Dominguis

Para Manuel Boggiero, Chief Digital Transformation Manager de Grupo Romeu, “la transformación digital es un proceso inevitable en el que las personas cocrean la compañía de mañana y la tecnología acelera ese proceso”. “Nuestro objetivo como equipo de transformación es trabajar para no tener que existir mañana”, ha apuntado, además de advertir que “la eficiencia tecnológica sin creación de valor futuro es la garantía de una desaparición inminente y la generación de una maquinaria de innovación empresarial es un reto de personas”.

Manuel Boggiero, Chief Digital Transformation Manager de Grupo Romeu

Según la directora general de Cleanity, Mariam Burdeos, en 2014 iniciaron este proceso con la digitalización de sus operaciones y, “a día de hoy, una de las principales líneas estratégicas transversales a todas las unidades de negocio es la digitalización, clave para conseguir la servitización en nuestro modelo de negocio”. “Si dedicamos recursos para ser más digitales conseguiremos que un sector tan importante como el de la higiene industrial sea cada vez más eficiente”, ha subrayado.

Mariam Burdeos, directora general de Cleanity

En su intervención, Pablo Lamsfus, director del canal Horeca en Ice Cream Factory Comaker (ICFC), ha indicado que “el mundo del gran consumo se ha vuelto altamente competitivo y para permanecer como una empresa relevante y rentable en el tiempo, se ha de ser muy eficiente de forma consistente”. En su caso, apuestan por “estandarizar al máximo posible las operaciones y centrarse en los indicadores clave para detectar malfuncionamientos antes de producirse una avería” y la digitalización les permite centrarse “de forma ejecutiva, rápida y eficiente allá donde se requiere realizar una intervención por parte del equipo industrial”.

Pablo Lamsfus, director del canal Horeca en Ice Cream Factory Comaker (ICFC)

Según César Rodríguez, director de operaciones digitales de Baleària, “la transformación digital, junto con la sostenibilidad, es uno de los pilares estratégicos para el crecimiento ecoeficiente de la compañía”, con iniciativas como “el desarrollo de smart ships como el Eleanor Roosevelt, el primer fast ferry del mundo impulsado por motores duales a gas natural”, o la participación en el proyecto de Green and Connected Ports de la Unión Europea, que incluye la “instalación de sensores en los buques para monitorizar en tiempo real datos sobre el consumo de combustible y las emisiones de las flotas, y hacer así más eficiente y eficaz la toma de decisiones”.

César Rodríguez, director de operaciones digitales de Baleària

Fundación LAB Mediterráneo

Fundación LAB Mediterráneo es un proyecto que nace desde AVE con la misión de posicionar a la Comunitat Valenciana como un referente nacional y europeo en emprendimiento, innovación, tecnología e investigación.

Sus objetivos son fomentar la creación y la atracción de startups tecnológicas; trabajar para atraer empresas tecnológicas, nacionales e internacionales, para que       se instalen en la Comunitat  y  creen  un  ‘efecto  tractor’;  promover  el  apoyo  a empresas de sectores no tecnológicos de la Comunitat para acelerar su transformación digital; contribuir a aumentar la inversión privada en innovación e I+D y ayudar a potenciar la investigación.

El Patronato de la Fundación está integrado por 27 patronos, todos ellos miembros de AVE: Aceitunas Cazorla, Aquaservice/Plug and Play, AVE, Banco Sabadell, Boluda Corporación Marítima, CaixaBank, Dacsa Group, Embutidos Martínez/KMZero, Baleària, Fundación Torrecid, GDES, Grupo AZA, Grupo Bertolín, Grupo Gimeno, Helados Estiu, Importaco, Inelcom, Istobal, Lanzadera, Logifruit, Nunsys/Check Point, Rover Grupo, Royo, S2 Grupo, SPB/Cleanity, TIBA/Romeu y Verne Technology Group.

La digitalización y las tecnologías virtuales suponen un fenómeno clave en la transformación de la realidad empresarial

Hoy, lunes 22 de junio, la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València (CEFUV) ha celebrado un ‘Desayuno Virtual’ que cubre un tema pujante estos días: ¡Ahora más que nunca! El desafío de la digitalización en la Empresa Familiar. El desayuno ha contado con Carlos Albors (COO de Laiex) y Juan Antonio Pons (Presidente de Importaco) como ponentes y fue moderado por Alejandro Escribá (Director de CEFUV) y Bruno Broseta (Senior Advisor en Transformación Digital en Nunsys).

La digitalización y las tecnologías virtuales suponen un fenómeno clave en la transformación de la realidad empresarial en los últimos años, mostrando gran potencial para la mejora de los procesos y actividades. Esta transformación es especialmente importante para la competitividad presente y futura de las empresas familiares, sin embargo, son todavía muy pocas las han iniciado un proceso de transformación digital. La irrupción de la crisis causada por el COVID-19 ha mostrado el potencial que este proceso transformador tiene en las empresas y ha sido clave para que pudiesen mantener su actividad y el control eficaz de la misma.

El desayuno comenzó con la introducción a cargo Alejandro Escribá, quien destacó el potencial de la transformación digital, pero recordó que este proceso puede resultar complejo y que es conveniente aprender de las experiencias previas para comenzar a dar pasos en esta línea. El desayuno presenta dos casos de empresas familiares, de sectores industriales, que no son nativas digitales, pero que han iniciado exitosamente este camino sector industrial; Laiex e Importaco.

Los ponentes explicaron los pasos que han dado en el proceso de transformación digital en sus respectivas empresas, abordando el enfoque adoptado, los procesos de transformación llevados a cabo y las dificultades que han encontrado en este proceso.

Juan Antonio Pons (Importaco) destacó que la transformación digital no es más que un proceso de mejora continua, una “evolución constante” para adaptarse a las necesidades del negocio y satisfacer mejor las preferencias del cliente. La adopción de herramientas digitales debe hacerse priorizando aquellas tecnologías que se adapten al ‘core business’ y tengan más impacto en la cuenta de resultados, competitividad y capacidad de diferenciación. Las herramientas de digitalización han permitido estar más próximo al cliente, mejorar la gestión del stock y anticipar nuevos modelos de negocio que pueden ir surgiendo. Juan Antonio dijo que su digitalización ha sido un proceso progresivo, motivado por la atención de necesidades y la solución de problemas, y puso varios ejemplos de este proceso, como la implantación de un ERP para resolver ineficiencias en la información de las transacciones internas de la empresa, la aplicación de visión artificial, y sensores en las líneas productivas para asegurar la calidad, o el uso del análisis de datos y la neurociencia para comprender el comportamiento y la satisfacción del consumidor.

Carlos Albors (Laiex) desgranó el proceso de digitalización de Laiex, destacando que uno de los aspectos clave es el cuidado en el trato con el personal que debe implantarlo. La transformación digital puede crear fricciones, y requiere formación de los equipos humanos para combinar el valor de la tecnología sin perder la experiencia existente en la empresa. La digitalización de Laiex ha permitido aumentar la calidad y la productividad. Entre las acciones que Carlos destacó se encuentra la automatización de plantas con un control de la calidad, una secuenciación automática de los procesos según lo establecido por I+D, la mejora en la planificación de la producción y la mejora en la gestión de inventarios. Destacó también la utilidad para desarrollar acciones preventivas basadas en el análisis de la información.

Bruno Broseta destacó que estas compañías han transformado completamente sus negocios y el valor de la digitalización para empoderar al capital humano, y preguntó a los ponentes sobre el papel de los directivos para “impulsar” la digitalización, así como sobre las dificultades para modificar la cultura de la empresa y sobre las particularidades de la Empresa Familiar pueden afectar al proceso de digitalización.

Albors destacó el papel de la dirección en el establecimiento de objetivos claros y simples en cada paso de la transformación y en el control de que dichos objetivos se cumplen adecuadamente. Aconsejó iniciar el proceso tras haberse dotado de una infraestructura técnica mínima (ERP) que alimente la información necesaria. Asimismo, destacó el valor de convencer a los implicados en el proceso de la utilidad de los cambios, formando, mostrando las ventajas y demostrando las mejoras con hechos, paso a paso. Juan Antonio señaló tres aspectos relevantes: (1) la importancia del capital humano, tanto para identificar las áreas de mejora como para implantar las soluciones; (2) encontrar el ‘partner tecnológico’ adecuado a las necesidades y capacidad económica, y (3) no perder de vista el retorno de la inversión, aunque siendo paciente para su logro. También remarcó el valor para la empresa familiar de adoptar procesos ya testados en el mercado en lugar de intentar innovar demasiado y aprovechar la ventaja de la visión a largo plazo de la empresa familiar para implantar estos procesos.

LA CÁTEDRA DE EMPRESA FAMILIAR DE LA UNIVERSITAT DE VALÈNCIA

Se creó en el año 2006, promovida por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), la Escuela de Empresarios (EDEM), el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (IVEFA) y el Instituto de la Empresa Familiar (IEF), y cuenta actualmente con el patrocinio de BANKIA y BROSETA ABOGADOS. Sus actividades se centran en la docencia, divulgación e investigación sobre la idiosincrasia y los desafíos para la mejora de la competitividad de las empresas familiares.