Entradas

MERCADONA dice sí a seguir cuidando el planeta con la nueva estrategia 6.25 para reducir el plástico

El pasado 10 de marzo Mercadona adquirió el firme compromiso de “DAR EL SÍ A CUIDAR MÁS EL PLANETA”. Hoy, con la puesta en marcha de la nueva Estrategia 6.25 para la reducción del plástico, la compañía avanza un paso más.

Mercadona es una empresa comprometida con el entorno que asume los desafíos y preocupaciones de la sociedad y, por ello, cada día dedica mayores esfuerzos a seguir cuidando el planeta; de ahí el refuerzo de su compromiso sostenible con la inversión de 44 millones de euros en 2019 en medidas de protección ambiental.

Mercadona cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental propio y aplica los principios de la Economía Circular en diversos procesos bajo la premisa de hacer más con menos impacto. Este esfuerzo se concreta en impulsar una LOGÍSTICA SOSTENIBLE, la EFICIENCIA ENERGÉTICA, la GESTIÓN RESPONSABLE DE RESIDUOS, la PRODUCCIÓN SOSTENIBLE y la REDUCCIÓN DEL PLÁSTICO.

Estas áreas de trabajo no son algo nuevo para Mercadona, que cuenta con numerosos ejemplos como el Pool de envases reutilizables de Logifruit, que lleva en marcha 25 años. O su modelo de gestión de residuos, gracias al cual Mercadona da una segunda vida a 220.000 Tn de cartón y plástico al año (el 100% de los embalajes que usa y posteriormente recicla). O la eliminación de la bolsa de plástico de un solo uso en la línea de cajas que Mercadona implantó en 2019, quedando a disposición de los “Jefes” una bolsa de papel reciclable, una bolsa de plástico elaborada con plástico reciclado y la cesta de rafia reutilizable y hecha con material reciclado que fue implantada hace años en toda la cadena.

El uso eficiente de los recursos naturales es responsabilidad de todos y por ello es fundamental dar una nueva vida a los residuos y evitar que se conviertan en un desperdicio de materias primas muy valiosas. En este sentido, Mercadona está multiplicando sus esfuerzos en la reducción de plásticos y gestión de residuos a través de la implantación de la Estrategia 6.25.

La Estrategia 6.25 para la reducción del plástico: una Mercadona más verde

La Estrategia 6.25 tiene un triple objetivo hasta 2025 que Mercadona va a llevar a cabo a través del desarrollo de 6 acciones:

A lo largo de 2020 Mercadona eliminará la bolsa de plástico de un solo uso en todas las secciones, así como los desechables de plástico de un solo uso.

Hasta 2025, la compañía se compromete a disminuir en un 25% el uso de plástico de sus envases eliminando el que no añada valor, sustituyéndolo por otros materiales e incorporando plástico reciclado. Además, Mercadona se compromete a que en 2025 todos sus envases de plástico sean reciclables.

La quinta acción de la Estrategia 6.25 compromete a Mercadona a reciclar el 100% de los residuos plásticos de las Tiendas físicas, Servicio a Domicilio y Online.

Y, por último, con el desarrollo de la sexta acción de su Estrategia, Mercadona ayudará a los “Jefes” (clientes) a reciclar aportándoles información útil sobre reciclaje tanto en la tienda como en los envases -a través de pictogramas indicativos-como a través de su web corporativa, en la que se ha creado la sección ‘Cuidemos el Planeta’, en la que el usuario podrá acceder a los hechos sostenibles de Mercadona y otros contenidos formativos.

Las 6 acciones de la Estrategia van encaminadas a lograr un triple objetivo hasta 2025: Reducir un 25% de plástico, que todos los envases de las tiendas sean reciclables y reciclar el 100% de nuestros residuos plásticos.

Para llevar a cabo esta Estrategia, la empresa ha tenido en cuenta formar a los 90.000 empleados. Además, ha transmitido los objetivos de la Estrategia a sus proveedores, quienes ya trabajan en su cumplimiento junto a los departamentos de Compras y Prescripción.

Mercadona también quiere ponerle las cosas fáciles a los “Jefes” y por ello ha tomado diversas medidas, como la implantación de la Tienda 6.25.

La Tienda 6.25, ubicada en València, es la escenificación de la Estrategia 6.25 en el punto de venta y ayudará a Mercadona a transmitir al “Jefe” y a los Trabajadores las acciones que se están llevando a cabo, además de escuchar sus valoraciones sobre el terreno. Durante el mes de octubre de 2020 se abrirá una tienda piloto de estas características en cada provincia española y una en Portugal. A partir de ahí se harán las correcciones necesarias y se implantará este modelo en toda la cadena.

Choví ha relanzado al mercado su gama de salsas ambiente en botellas fabricadas con plástico pet 100% reciclado y reciclable.

Con el propósito de reforzar su compromiso por la sostenibilidad, Choví lanza al mercado su primera botella fabricada con plástico pet 100% ya reciclado y reciclable

Choví en materia de utilización de pet reciclado en su oferta de salsas siempre ha sido una empresa muy innovadora y pionera, ya que fue de las primeras en su sector en ofrecer botellas pet reciclado al 25% de pet reciclado y reciclable. 

En 2020 afianza su compromiso con la reducción, reutilización y reciclaje aumentando el porcentaje de pet reciclado en sus botellas de 25% a 100% de pet reciclado. 

Como novedad Choví también incorpora un precorte en el sleaver (packaging que recubre la botella) para que se pueda separar fácilmente de la botella y también depositar en el contenedor amarillo para reciclar. 

Aprovechado el cambio de botella, Choví ha renovando los diseños de sus salsas para así comunicar mejor a los consumidores todos los compromisos y acciones que realiza la compañía en materia de Responsabilidad Social Corporativa: huevos camperos, boca ancha, ingredientes de proximidad y pet 100% reciclado. 

Las salsas que ahora Choví fabrica con Pet 100% reciclado en diferentes formatos son: 

Ajonesa, mayonesa, salsa de allioli, salsas para ensaladas, ketchup, mostaza, salsa deluxe, burger, patata brava, salsa agridulce, kebab white y kebab hot entre otras.

 

 

Baleària ha proyectado en València una terminal inteligente y autosuficiente con energía renovable

La naviera invertirá 37,3 millones en unas instalaciones para ferries y cruceros concebidas para ser un referente de sostenibilidad con cero emisiones contaminantes

Adolfo Utor: “Será una infraestructura moderna, con corazón verde y espíritu inteligente, pensada para las personas y volcada con la ciudad y el barrio de Nazaret”

El proyecto contempla un Centro de Innovación y Ecoeficiencia y un espacio para la dinamización cultural

La naviera Baleària tiene previsto construir y explotar la nueva terminal de pasajeros del puerto de València con un proyecto que garantiza que el 100% de la energía eléctrica necesaria se producirá en las propias instalaciones y será de origen renovable: fotovoltaica, eólica, hidrógeno renovable o biocombustible. Según el proyecto presentado al concurso de la Autoridad Portuaria de València, la estación marítima funcionará con cero emisiones contaminantes y apostará por la economía circular. Esta infraestructura se alinearía con el compromiso de la compañía con la Agenda 2030 de Naciones Unidas y los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS), que ha asumido como guía de su actividad como empresa ciudadana e implicada en preservar el equilibrio entre el crecimiento económico, el cuidado del medio ambiente y el bienestar social. La nueva terminal de pasajeros, destinada tanto a líneas regulares de ferries como a cruceros, ha sido diseñada para convertirse en un referente de sostenibilidad en el entorno del puerto de València y generar valor añadido a la fachada marítima.

La empresa que aspira a ser concesionaria de la nueva terminal de pasajeros invertirá más de 37 millones de euros en la infraestructura, que comprenderá unos 63.000 metros cuadrados y 13.462 de lámina de agua concesionada en los antiguos terrenos de la Unión Naval de Levante (UNL), entre el muelle de Poniente y el muelle del Espigón del Turia.  El proyecto elaborado por Baleària contempla unos tráficos anuales de 370.000 pasajeros en los primeros cinco años de explotación (qua arrancaría en 2023), que se situaría alrededor del medio millón en los años siguientes, con un crecimiento anual pautado del 2%, según la estimación conservadora de la naviera. La compañía calcula que, durante la vida del contrato de explotación, la Autoritat Portuària de València recaudará unos 70 millones de euros por las tasas preceptivas de buques, pasajeros y mercancías. 

En las antiguas instalaciones de UNL se ubicarán las terminales para pasajeros de línea regular y cruceristas, con espacios y operativas separadas e independientes. Se habilitarán cuatro muelles para ferries y cruceros. Un pantalán central de 215 metros: con atraque a ambos lados para ferries y un muelle norte y un muelle sur para cruceros. Todos estarán preparados para acoger buques ro-ro y ro-pax. La nueva infraestructura del puerto de València para el tránsito internacional de pasajeros contará con dos explanadas de unos 15.000 y 6.000 metros para el preembarque desde los accesos sur y oeste. El proyecto incluye un Centro de Innovación y Ecoeficiencia y un espacio para la dinamización cultural.

Global Ports, el partner para cruceros

De la gestión de los cruceros se encargará Global Ports Holding (GPH), el mayor operador de cruceros del mundo, que apostará por una notable reducción de ruidos, además de por el reciclaje del 100% de sus residuos en la planta de biometano que se construirá en esa área y que digerirá también los residuos de buques y los propios de la terminal para obtener biogás. Este biocombustible alimentará una flota de vehículos que con el tiempo serán sustituidos por otros totalmente eléctricos, recargables en los puntos de suministro habilitados en los dos aparcamientos. Se dispondrá de cuatro veces más puntos de recarga de los que exige la normativa.

El proyecto de Baleària incluye la preservación de los elementos de patrimonio de ese entorno que destacan por su valor histórico, según determinó la cátedra Demetrio Ribes de arqueología industrial. Además de las naves, se conservarán dos grúas, la torre del agua y las gradas de los antiguos astilleros de la UNL.

Utor: “Un faro de sostenibilidad y pensada para las personas”

El presidente de la compañía, Adolfo Utor, ha subrayado que la nueva estación marítima “tendrá un corazón verde, espíritu inteligente y será un faro de sostenibilidad en el puerto de València”. “Será un hito para nuestra empresa, un espacio moderno, una terminal de pasajeros alineada con la política ecoeficiente en la que está inmersa Baleària con sus smart ships y su compromiso con los ODS”. “Hemos apostado por una infraestructura racional, pensada para las personas, comprometida con la proximidad y con la calidad de vida de los pasajeros, de la ciudad y del barrio de Nazaret. No hay mejor forma de generar riqueza que no comprometer el bienestar de las futuras generaciones”, destaca el máximo responsable de Baleària.

El proyecto también contempla un centro formativo de la Escuela de Empresa Baleària (EdEB) con oferta en distintas áreas del sector marítimo y especialmente dirigida al barrio de Nazaret, dentro de un plan de acción para involucrar a los actores principales y grupos de interés.

Baleària, que es la naviera número uno en el puerto de València en volumen de pasajeros, vehículos y carga rodada, opera en el muelle del Turia desde 2007 y participa activamente en diversos proyectos medioambientales junto a la comunidad portuaria como el Green C. Ports, el Loop-Ports Project, el Seguridad & Protección o el Linghive 2 vessels demand: green and smart links.

Cabe recordar que la compañía que preside Adolfo Utor está acometiendo inversiones por 380 millones de euros en la construcción y remotorización de nueve buques que naveguen a gas natural (GNL), un combustible que reduce un 35% las emisiones de CO2, un 85% las de Nox y elimina el 100% las emisiones de azufre (Sox) y partículas nocivas para la salud. Además, reduce la contaminación acústica en las estancias en puerto. En 2019 fue la primera naviera en navegar a gas natural en el Mediterráneo, el estrecho de Gibraltar y Canarias.

Baleària ha convertido 85.000 envases de plástico en mobiliario de terrazas para dos de sus ‘ferries’

Se trata de un proyecto de economía circular en colaboración con Ecoembes, Reciclamás y CmPlastik que busca reducir el impacto en el medio marino.

Baleària ha reutilizado el plástico equivalente a más de 85.000 botellas para construir el mobiliario de las terrazas de los buques Bahama Mama, que cubre la línea Dénia-Ibiza-Palma, y Abel Matutes, que viaja a diario entre Barcelona, Alcúdia y Ciutadella. Se trata de un proyecto de economía circular basado en el reciclaje de envases de plástico para convertirlos en mobiliario para las cubiertas exteriores de los barcos.

Se trata de una acción más en línea con el compromiso de la compañía por la sostenibilidad. Baleària, en colaboración con Ecoembes y Reciclamás, se encarga de separar y recoger envases de plástico generados a bordo de varios buques y estaciones marítimas, y la empresa especializada CmPlastik utiliza una cantidad de plástico reciclado equivalente al recogido para fabricar el mobiliario. Cabe destacar, además, que este material es más sólido y resistente que el utilizado habitualmente en el mobiliario exterior de los buques, con lo que se espera que su duración sea mayor.

Georges Bassoul, director General de Negocio de Baleària, explica: “Vamos a extender esta iniciativa de economía circular a otros barcos de la compañía porque creemos necesario apostar por la sostenibilidad”.

Además de esta iniciativa, cabe recordar que Baleària ya incorporó el menaje de un solo uso biodegradable en toda la flota. Los platos, cubiertos y vasos que se utilizan en las cafeterías y restaurantes de los barcos no son de plástico, para evitar así la contaminación en el mar. Están hechos a base de cartulina de celulosa reciclada, sin blanqueamientos químicos y que proviene de bosques controlados, o termoplástico de poliácido (PLA) a partir de almidones vegetales. A ello se suma la eliminación de las botellas de plástico en la ruta Ibiza-Formentera, que se han sustituido por bricks de la marca Agua EnCaja Mejor, producidos con fibra de cartón, proveniente de bosques gestionados de manera sostenible.

Más allá de las acciones anteriores, Baleària, completa su apuesta por la sostenibilidad con el uso de gas natural como combustible para sus buques. La naviera dispone, en el presente de cinco ferries navegando propulsados por esta fuente de energía que reduce las emisiones de CO2 en un 35%, las de NoX en un 85% y elimina las de azufre y partículas.

 

Banco Sabadell ha lanzado su marco para la emisión de bonos vinculados a objetivos de desarrollo sostenible

Fomenta la financiación de actividades que contribuyan al desarrollo medioambiental y social 

 Refuerza el compromiso con la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático 

Pone en valor el papel de las instituciones financieras como agentes clave en la movilización de recursos para avanzar en la vertiente social y ambiental

Banco Sabadell ha puesto en marcha el marco para la emisión de bonos vinculados a objetivos de desarrollo sostenibles. Este marco supone un paso más en el compromiso de Banco Sabadell con la sostenibilidad medioambiental, la lucha contra el cambio climático y el desarrollo social. Con la definición de ámbitos prioritarios de actuación y la identificación de criterios, Banco Sabadell impulsa la emisión de bonos verdes, sociales y sostenibles. Con ello, da un paso más en el ejercicio de su responsabilidad como agente vertebrador de una economía sostenible.
Con esta iniciativa, Banco Sabadell pone en valor el papel de las instituciones financieras en la movilización de capital para avanzar en la transición hacía una economía eficiente en los recursos y con bajas emisiones de carbono. 

Los bonos verdes irán orientados a proyectos con beneficio medioambiental, como la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la prevención de la contaminación y la adaptación al cambio climático. Las categorías en este ámbito priorizan las energías renovables, el control y prevención de la contaminación, la gestión sostenible del agua, el transporte limpio, la eficiencia energética y los edificios verdes.

Por su parte, los bonos sociales estarán focalizados en la generación de beneficios que impulsen el acceso a servicios esenciales, la inclusión social y la generación y mantenimiento del empleo. 

De esta forma, los bonos sostenibles financiarán la combinación de actividades verdes y sociales. Los fondos obtenidos a través de estas emisiones irán destinados íntegramente a financiar o refinanciar, total o parcialmente, préstamos o proyectos existentes, nuevos o futuros. 
Banco Sabadell ha seleccionado diez Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que guiarán la elegibilidad tanto de los préstamos como de los proyectos. En concreto estos diez Objetivos son: el fin de la pobreza, la salud y el bienestar, la educación de calidad, el agua limpia y el saneamiento, la energía asequible y no contaminante, el trabajo digno y el crecimiento económico, la reducción de las desigualdades, las ciudades y comunidades sostenibles, la producción y el consumo responsable y finalmente, la acción por el clima.

A través de este marco, Banco Sabadell consolida su larga trayectoria en materia de responsabilidad social que ha ido impulsando a lo largo del tiempo distintas iniciativas que han significado, entre otros, algunos hitos como: el lanzamiento del primer Plan de Pensiones ético y solidario en España, la contratación de energía con el 100% de origen renovable, o la gestión social de la vivienda con un programa pionero de inserción laboral y financiera, además de su  adhesión a los Principios de Banca Responsable de las Naciones Unidas como fundador signatario. 

Con todo ello, Banco Sabadell, en línea con el propósito que ha venido guiando su actividad desde su fundación en 1881, refuerza el compromiso con sus clientes y con la sociedad en general.

Aquaservice ha conseguido una nueva meta en su afán por lograr los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU

La empresa pone en marcha el objetivo CERO PAPEL tras digitalizar todo su sistema de facturación y cesar el envío de facturas y albaranes físicos.

Comprometidos con el plan maestro de las Naciones Unidas cuyo fin es conseguir un futuro sostenible para todos, Aquaservice da un paso más en su aspiración por cumplir con los conocidos como objetivos ODS, implantando la facturación digital y eliminando el envío de facturas y albaranes físicos. Esta nueva medida viene precedida por un uso responsable de papel, gracias a la integración de dispositivos digitales en todas las áreas de la compañía, desde los equipos comerciales hasta los de reparto.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU animan a todos los integrantes de la sociedad a trabajar activamente, para alcanzar las 17 metas sobre las que construir un mundo sostenible. Incorporan los desafíos globales a los que nos enfrentamos día a día, como la pobreza, la desigualdad, el clima, la degradación ambiental, la prosperidad, la paz y la justicia, y Aquaservice ha hecho suyo el plan de acciones de las Naciones Unidas para conseguir cada objetivo.

En lo que concierne a las acciones medioambientales, la empresa líder en la distribución de agua con dispensador, apuesta por una economía circular nativa, lo que significa que desde sus inicios, el servicio se pensó teniendo en cuenta toda la vida útil; desde la producción, el transporte, la distribución, la utilización y el fin de vida del producto.

Como punto de partida, Aquaservice realiza una extracción sostenible del agua de sus acuíferos y ha ido creando una red de manantiales que permite no solo la descongestión de recursos, sino también, de cara a su distribución, un menor consumo de energía dada la situación geográfica de cada uno de sus manantiales. Además, cuenta con la mayor flota de camiones híbridos de España, vehículos adaptados a la carga y homologados para el servicio de reparto. Una apuesta por la tecnología limpia que garantiza la reducción de las emisiones de CO2 en un 11%, participando así en la creación activa de movilidad en ciudades sostenibles.

En cada servicio de entrega tanto a hogar como a empresas, se recogen los envases vacíos de las botellas de 20 litros para que sean devueltos a los centros de producción. Allí, bajo estrictas medidas de seguridad, son higienizados y reutilizados hasta que, al final de su utilidad, se reciclan en un ciclo infinito que se retroalimenta, consiguiendo así, un desarrollo sostenible que genera cero residuos.

Asimismo, el almacenado de los bidones en el centro de distribución se lleva a cabo a través de un sistema de jaulas libre de cualquier tipo de embalaje superfluo, impidiendo la generación de residuos adicionales.

En el ámbito de lo social, la compañía goza de una política de justicia, paridad e igualdad entre empleados que también se ve reflejada en las acciones con su entorno. Paralelamente a la colaboración con ONGs y bancos de alimentos, Aquaservice pone en marcha desde el pasado marzo, la campaña de “Agua Solidaria” para proporcionar agua de forma gratuita e ilimitada a más de 185 centros sanitarios a nivel nacional. Pero su compromiso no se detiene ahí, sino que se extiende también en los productos de venta paralelos a la distribución de agua, como el café que ofrece a sus clientes que dispone del sello UTZ que garantiza el comercio justo y el desarrollo sostenible de los cafetales que lo cultivan.

Toda esta suma de pequeñas acciones forman parte del esfuerzo por marcarse la agenda de 2030 de la ONU, pero de forma individual, todo el mundo puede participar en la iniciativa “Haz posible el cambio” para «predicar con el ejemplo» cuando se habla de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Esta campaña da una serie de pautas de todo lo que se puede llevar a cabo día a día para fomentar la sostenibilidad tanto en el trabajo como en casa, a través de La Guía de los vagos para salvar el mundo” o de las “170 Acciones para transformar el mundo.